Feb 092014
 

La evaluación didáctica no es un proceso estático por el cual se valoran los conocimientos adquiridos por los alumnos durante un periodo concreto de tiempo. Es un proceso dinámico en el que se valoran estos mismos conocimientos pero teniendo en cuenta muchos factores, tanto referidos al propio alumno como son los conocimientos previos del alumnos, sus capacidades, sus características personales, como al sistema de enseñanza

Podemos clasificar varios tipos de evaluación según diferentes criterios.

– Según el momento en que se lleva a cabo encontramos: 

™ Evaluación inicial: se realiza al comienzo de un curso académico, de una etapa educativa, etc. Recogida de datos en la situación de partida con el fin de iniciar el proceso educativo con un conocimiento real de las características de los alumnos, para diseñar sus estrategias didácticas y acomodar su práctica docente a la realidad del grupo y de
sus singularidades individuales. Debe de servirnos de diagnóstico para poder realizar las adapataciones necesarias a nuestros alumnos.

™ Evaluación procesual: recogida continua y sistemática de datos para valorar el funcionamiento de un centro, de un programa educativo, del proceso educativo de un alumno, etc., a lo largo de un período de tiempo prefijado de antemano para la consecución de los objetivos propuestos. Sirve como estrategia de mejora, para ajustar y regular
sobre la marcha. Su finalidad es fundamentalmente formativa.

™ Evaluación final: recogida y valoración de datos al finalizar un período de tiempo previsto como constatación de la consecución de los objetivos prefijados. Tiene un carácter puntual, por lo que ha de ser lo más completa y exhaustiva posible. Tiene una finalidad sumativa que recoge los resultados obtenidos con ella misma y las otras dos anteriores.

– También se pueden clasificar según su extensión, en cuyo caso encontramos las siguientes:

™ Evaluación global: pretende abarcar todos los componentes o dimensiones de un alumno, un centro educativo, un programa, etc.
™ Evaluación parcial: pretende el estudio o valoración sólo de determinados componentes por separado del alumno, el centro, etc.

– Según quienes realizan el proceso de evaluación puede ser:

Evaluación interna: la evaluación es promovida y llevada a cabo por los propios integrantes de un centro, de un programa, de un equipo educativo, etc.

™ Evaluación externa: el evaluador y el evaluado son personas o instancias diferentes y se realiza cuando agentes no integrantes habitualmente de un centro o de un programa evalúan se funcionamiento. El ejemplo más claro es la evaluación que realizan la Inspección Educativa en los centros.

– Según a quién va dirigida y quién la efectúa puede ser:

™ Autoevaluación: el sujeto evalúa su propio trabajo. Es llevada a cabo generalmente por los profesores, para conocer la marcha del proceso educativo que han desarrollado y sus resultados.

™ Heteroevaluación: los evaluadores y los evaluados no son la misma persona, pero sí están dentro del mismo centro (ej. El profesor que evalúa a los alumnos, el director que evalúa a los profesores, etc.)

™ Coevaluación: determinadas personas o grupos pertenecientes a un centro se evalúan mutuamente. Evaluadores y evaluados intercambian su papel alternativamente.

– Según el punto de referencia en el que se sustenta:

™ Evaluación normativa: el referente de comparación es el nivel general de un grupo normativo determinado (otros alumnos, centros, etc.) aplicada al aprendizaje del alumnado, la evaluación normativa establece la comparación entre el rendimiento de cada alumno con el rendimiento medio de la clase.

™ Evaluación criterial: se establece como punto de referencia un criterio previo. Se fijan de forma precisa y concreta los rendimientos que se pretenden alcanzar, lo que supone la formulación previa de objetivos educativos y de unos criterios de evaluación que los delimiten y que permitan delimitar si un alumno ha sido capaz de alcanzarlos.

Sea del tipo que sea, la realidad es que la evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje es muy importante, ya que nos permite introducir las mejoras necesarias antes y durante el proceso educativo para que los resultados sean cada vez más óptimos.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



  4 comentarios en “Los diversos tipos de evaluación didáctica y cuándo y cómo aplicarlas en el aula”

  1. muy interesante, útil y completa para nuestra labor pedagógica, muchas gracias.

  2. Es un blog muy bueno ya que nos facilita las diversas actividades que podemos implementar en el aula. Gracias

 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)