Jun 252015
 

children-99507_640

Enseñar a jugar a un nuevo juego puede, en ocasiones, no ser algo sencillo. No basta con enseñarles el juego y que ellos jueguen sin más. Debemos presentarlo de manera atractiva, de manera que logremos transmitirle interés y con él ganas de jugar, y sencilla, explicándoles las normas adecuando el lenguaje a su nivel, para que las comprendan y puedan jugar de manera autónoma, aunque la supervisión adulta esté siempre presente.

No debemos olvidar que los niños desarrollan un montón de habilidades mientras juegan: aprenden a concentrarse, a tomar decisiones basadas en la lógica, a imaginar, a desarrollar nuevo vocabulario, a practicar con números y comprender mejor las formas geométricas… ¡y algo muy, muy importante! Aprenden a ganar y a perder.
Enseñar un juego nuevo a niños pequeños no siempre es fácil, aquí tenéis unas pautas para facilitaros la tarea:

Cuando enseñéis a los peques un juego nuevo:
1. Habladle de cara, manteniendo un contacto visual frecuente. Si os ponéis a su altura y le miráis a menudo a los ojos, os comprenderán mejor.
2. Utilizad palabras sencillas y frases cortas. Repetid las instrucciones más importantes.
3. Añadid gestos y ejemplos que puedan ayudarle a comprender con situaciones concretas.
4. De vez en cuando comprobad que el peque entiende las explicaciones.
5. Pedidle que os pregunte todo lo que necesite y que os explique cómo se juega.
6. Por lo menos la primera vez que juguéis, habladle de lo que hacéis mientras jugáis y demostradle lo muuuuucho que os estáis divirtiendo.
7. Si no quiere jugar, no os preocupéis, quizá le apetezca en otro momento o podéis probar con otro juego.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)