Jul 022015
 

Aspectos básicos de la formación vocalLa profesión docente es una de las profesiones en la que sus miembros sufren de problemas vocales con más asiduidad. Eso se debe a que muchos maestros no tienen una buena formación en este sentido. Trabajando la voz y aspectos de la postura corporal que adoptamos normalmente, nos ahorraremos con el tiempo muchas molestias en el desempeño de nuestra función en el aula.
Os explicamos brevemente los 4 aspectos básicos que se deben tener en cuenta para la formación vocal sobre todo de los maestros (y todas aquellas profesiones en las que la voz es el instrumento principal):

– La postura corporal: incide en la producción de la respiración abdominal y en la producción sonora.
Hay que tener una buena postura corporal para poder proyectar la voz adecuadamente. Algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de una buena postura corporal son: cabeza y cuerpo rectos, hombros y brazos relajados, que el peso del cuerpo se apoye en los dos pies por igual, tener la mandíbula inferior y la lengua relajadas.

– La respiración: hay que tener una respiración controlada (inspiración rápida y expiración larga y sostenida) para poder hablar y cantar. La respiración abdominal o diafragmática es la que permite realizar una respiración controlada durante la emisión de voz. Es recomendable no llevar ropa muy ajustada que dificulte el paso del aire durante la inspiración en la respiración controlada.

– La técnica vocal: hay que realizar ejercicios prácticos para adquirir un buen rendimiento de la voz, teniendo como base una postura corporal y una respiración abdominal adecuadas. Gracias a los ejercicios prácticos vocales podemos conseguir ampliar la intensidad de la voz, por ejemplo. También hay ejercicios como las vocalizaciones, que ayudan al organismo vocal a tener mayor flexibilidad para emitir mejor la voz. Las vocalizaciones pueden realizarse mediante canciones o repitiendo vocales solas.

– Medidas de higiene vocal: no hay que olvidar que la salud vocal es esencial para que la emisión de la voz se haga en las mejores condiciones posibles. Hay que evitar, por ejemplo, chillar, ya que estaríamos abusando de la voz. Si estamos en lugares muy amplios y nos tiene que escuchar mucha gente, es recomendable utilizar un micrófono. No hay que forzar el tono de voz y es buen hacer pausas durante el discurso para poder respirar adecuadamente. Para cuidar nuestra salud vocal es recomendable beber agua para hidratar las mucosas laríngeas.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)