Jul 192015
 

earphones-152424_640

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los peques empiezan a descubrir y a explorar el mundo que les rodea a través de de los sentidos y a través del movimiento de su cuerpo.
Es por eso que debemos proporcionarles unas condiciones óptimas para que aprendan mediante la educación multisensorial, realizando actividades contextualizadas y que aporten sentido y significado a los peques en ese momento, actuando y centrándose también según el interés de los peques.

Cualquier elemento de la vida cotidiana sirve para aprender características de lo que nos rodea a partir de los estímulos que percibimos de éste y de del análisis que le hacemos mediante nuestros sentidos.

A través de los alimentos, los peques pueden aprender muchas características de éstos y de propiedades en general. Por ejemplo, partiendo de una rebanada de pan podemos hablar con los peques de su color, textura, si es blando o duro, qué forma tienes, si huele, probarlo…Los peques practicarán la expresión oral mientras activan sus procesos cognitivos para analizar qué propiedades son las que caracterizan a ese alimento que tienen en sus manos.
A continuación podrían trabajarse de forma experimental los cambios o reacciones que se dan cuando nos disponemos a tostar el pan. Mostrar en directo los cambios y que los peques lo observen y puedan comparar el antes y el después, ayuda a que sepan expresar las diferencias con lo que han visto anteriormente y anticipar qué cambios pueden darse antes de tostar el pan, hacer hipótesis, con lo que también los introducimos en el pensamiento científico. De esta manera, podrán comprobar por sí mismos, que el color del pan se ha oscurecido, que está más duro y que hace sonido al romper un trozo, que tiene un sabor diferente a cuando no estaba tostado, etc.

El aprendizaje multisensorial está presente implícitamente en las vidas de nuestros peques; lo que podemos hacer para que se centren en aquello que los rodea y que se paren a pensar y a reflexionar sobre las características y los cambios que se pueden dar en los alimentos o en otros elementos de la vida cotidiana es realizar actividades en las que puedan experimentar con el material en concreto todos juntos y que expliquen todo aquello que ven y piensan, aprovechando situaciones de la vida cotidiana.

Además de esas situaciones cotidianas que son muy importantes, no debemos olvidar también actividades específicas para trabajar los sentidos y ayudar a que los peques los desarrollen con normalidad (vista, oído, olfato, etc)



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)