TITLE

DESCRIPTION

La importancia de los primeros días en la escuela

shutterstock_201032282

La socialización es un proceso continuado con el que los peques van adquiriendo los conocimientos, valores, actitudes y pautas de conducta y comportamiento de los grupos sociales en los que está inmerso y vive. Empieza en el nucleo familiar y poco a poco va ampliándose, pasando a formar parte de un ámbito más amplio que en un primer momento es el ámbito escolar.

La entrada en la escuela infantil va a suponer un gran cambio para los peques, ya que pasan de un espacio familiar, donde todo le es conocido y se sienten seguros ya que tienen un rol bien definido y, de pronto, pasan a otro espacio más amplio y muy desconocido, donde no saben cual es su papel ni conocen a la mayoría de las personas (tanto peques como adultos) que le rodean. Además, para empeorar la situación, la entrada diaria en la escuela, les supone aceptar la separación de las personas más queridas, hecho que le creará una situación de inseguridad y, en algunos casos, hasta de angustia.

¿Por qué es tan importante el período de adaptación?

Porque es un proceso por el que los peques se van formando y preparando, desde un punto de vista emocional, para la aceptación de nuevos medios con los que deba interaccionar en un futuro. Y porque de cómo se desarrolle este período inicial va a depender, en gran parte, su adaptación definitiva a la escuela.

Por eso, tanto los docentes como las familias debemos vivir ese momento con tranquilidad, ofreciendo a los peques un entorno que satisfaga sus necesidades físicas y psicológicas, haciendo que el sentimiento que puedan tener en casa sea similar al que sientan en la escuela (que se sientan casi como en casa), logrando que se sientan aceptados, queridos y entendidos, para lo cual los adultos nos llenaremos de paciencia y comprensión, ayudando a cada peque a superar este momento según sus propias necesidades.

Desde la escuela proporcionaremos espacios y actividades que fomenten el juego para que los peques se sientan motivados y a gusto y, desde casa,  los padres deben mostrarse activos y participar también del proceso, haciendo que los peques les cuenten qué han hecho en la escuela, qué les gusta, quienes son sus amiguitos, etc. En resumen, hablando con ellos sobre la escuela como algo natural. Y, muy importante, viviendo el momento de la separación (entrada a clases) de manera tranquila, hablando sobre lo bien que lo pasarán, las cosas que aprenderán, explicando que ellos también iban al cole cuando eran peques… También es muy importante recordar que el momento de dejarlo en clase con los profesores debe ser rápido aunque se queden llorando. Jamás debemos alargarlo, ya que esto último crea mucha ansiedad en los niños.  Una vez que los peques pierden a los familiares de vista y observan a sus compañeros y los juegos del aula, tardan menos de cinco minutos (la inmensa mayoría) en ponerse a interaccionar de manera tranquila, mientras que los padres o familiares siguen con la angustia pensando que sus peques van a estar llorando todo el día. Nada más lejos que eso!!

Vivid este momento con tranquilidad y se la transmitiréis a vuestros hij@s!!  Es un proceso que deben vivir, ya que todos estamos inmersos en una sociedad a la que debemos adaptarnos. Así que empecemos a aprender a hacerlo desde pequeñit@s y de manera positiva.

2 COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Galería

Contacto