May 122016
 

bolsa tesoros

Proporcionar a los más peques actividades que les permitan descubrir nuevas sensaciones y conocimientos por medio de la manipulación es una de las mejores cosas que podemos hacer por ellos en las primeras edades. La actividad que os presentamos a continuación logra que los peques disfruten y a la vez estimulen su curiosidad, desarrollen sus capacidades sensoriales y motoras perfeccionando, sobre todo, el desarrollo de la coordinación óculo-manual.

Para llevarla a cabo, necesitaremos una bolsa grande de tela, un saco, en la que colocaremos objetos de varios tipos, como pelotas, cubos de espuma, piezas de madera de colores diversos, etc. También podemos utilizar material reciclado como yogures vacíos, rollos de papel, etc. El único requisito que debemos tener en cuenta es que los materiales que utilicemos no deben constituir ningún tipo de peligro para los peques.

Cuando la tenemos llena, la colocaremos en el centro de un espacio preparado para la actividad en el que los peques estén cómodos, les dejamos gatear hasta ella (la actividad es ideal para peques que ya pueden mantenerse sentados y que gatean o dan sus primeros pasos), y que cojan y manipulen los objetos que más les llamen la atención, cosa que celebraremos con palabras y gestos de aprobación y agrado, animándolos a seguir jugando y descubriendo todas las sorpresas que les esperan en la bolsa.

Si los peques son más mayorcitos, el educador puede hacer de guía y establecer un criterio en la actividad, por ejemplo… Coger cosas de un color determinado, o de una forma o tamaño… Aunque no debemos olvidar que el objetivo principal de la actividad es la manipulación y el descubrimiento.

Fuente imagen: El petit rainbow



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)