Ago 212016
 

almohadaUna situación muy común en época de vacaciones se da a la hora de que los peques se vayan a dormir, y es que con eso de levantarnos tarde y lo bien que se está jugando hasta tarde, como que ir a la cama, pues cuesta un poquito.

En estos casos, de nada sirve que nos enfademos, que les hagamos todo tipo de reflexiones, ellos no quieren ir a la cama, pero deben descansar y si no duermen,  a la mañana siguiente no hay quién les levante.

Nuestra amiga, María Luisa, que tiene mucha experiencia en el tema, nos deja algunos consejos y una estupenda actividad para que ese momento sea más fácil para todos. Podemos poner música para que los peques se relajen, un vasito de leche templada, un baño relajante, etc. Estas cosas y la paciencia suelen funcionar bien.

Y, también podemos contarles una estupenda historia que les gustara y motivara para lograr su descanso…..y el nuestro.
Es la historia de la almohada mágica. Una almohada que fábrica por las noches un regalito para los niños que duermen con ella. Si los niños se duermen pronto y se acuestan cuando papá o mamá lo dice a la mañana siguiente encontrarán debajo de la almohada mágica un regalito. No se pueden levantar de la cama una vez acostados, entonces se pierde la magia. Así todos los días de vacaciones.
Los regalos pueden ser golosinas, cromos o imágenes de sus personajes favoritos que nosotros mismos podemos imprimir.
Es un truco que no falla, una forma de motivarles con imaginación y fantasía. Con una almohada así, no hay quien se resista.

 



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)