Un sencillo juego para aprender los colores y trabajar la motricidad fina con los peques.

¿Qué peque puede resistirse a un huevo de chocolate con sorpresa en su interior? Más aún cuando las sorpresas vienen guardadas en pequeños huevos de llamativos colores. Los abren con curiosidad y dentro encontrarán un pequeño juguete con el que pasarán unos ratitos divertidos. Y los huevos de colores… ¿Sabéis que podemos preparar muchas actividades creativas que nos permiten trabajar diversos conceptos y destrezas con nuestros peques? Pues sí, reciclándolos podemos hacer muchas cosas. Y, en este post, os vamos a explicar como preparar una bandeja de motricidad fina para vuestros príncipes y princesas. 

Necesitareis huevos de colores diversos, pompones de los mismos colores, unas pinzas largas de plástico (si no tenéis, los peques pueden usar directamente sus deditos), dos cubitos y una bandeja tipo huevera o cubitera (en todo caso, debe tener huecos para poner los huevos dentro).

Una vez tenéis todo lo necesario, poned los pompones en un cubo, los huevos en la o las bandejas (varias si habéis logrado guardar bastantes huevitos de colores) y abridlos en dos partes, una quedará en la bandeja y la otra mitad la ponéis en el otro cubo. Poned las pinzas a mano y ya está. Ahora le pediremos a los peques que coloquen una bolita (pompón) de cada color en cada una de las mitades de los huevos que están en la bandeja. De esta manera, los pequeños han de buscar el color correspondiente, con lo que realizan un trabajo de repaso de los colores y otro de desarrollo de la destreza óculo-manual (al coger la pinza y colocar las bolitas) y de precisión (al colocar las bolas en el interior de su espacio sin que se salgan).

Una vez están todos llenos, pediremos a los peques que cojan las otras mitades de los huevos de colores y los cierren con sus mitades, con lo que volveremos a repasar los colores y trabajaremos la destreza de la coordinación óculo-manual, la precisión y, en este caso, les ayudaremos a desarrollar la fuerza de sus manos, que posteriormente, les servirá a la hora de trabajar la escritura.

Cuando están todos acabados, podemos alargar un poco más la actividad, pidiendo a los peques que separen los huevos por colores (trabajamos la clasificación) y que los cuenten (trabajamos los números, el concepto de cantidad y el conteo) y podemos pedirles que realicen seriaciones con ellos.

Ya veis que con un recurso que normalmente suele desecharse, podemos prepara divertidas actividades con las que nuestros peques disfrutarán, ya que se presentarán como un juego, pero con las que aprenderán mucho y les ayudaremos a desarrollar sus destrezas.

Fuente imagen: Little beans for little hands

UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

En nuestra web también apoyamos a los artistas que hacen obras interesantes para nuestros peques. No os perdáis este colorido videoclip hecho con cartulinas y el cuento de espías que explica...


¡Os encantará seáis peques o mayores!

 

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Galería

Contacto