Qué podemos hacer contra el bullying desde educación infantil

El bullying o acoso escolar ya no es una situación aislada en las escuelas. Se puede presentar en forma de burlas constantes, comentarios despreciativos, amenazas, la exclusión de alguien de un grupo de manera intencional, agresiones físicas o una combinación de todos estos intentos.

Y lamentablemente, cada vez es más frecuente en este nivel, tanto que la burla, los insultos, las provocaciones o amenazas tienen un efecto profundo en la autoestima de los peques afectados.

En muchas ocasiones, los docentes le restamos importancia a estas situaciones, sin embargo, los entendidos nos muestran que el dolor físico y los sentimientos derivados del rechazo social impactan a la psique de la misma manera, ya que activan las mismas áreas cerebrales, disminuyendo en ambos casos las capacidades para tomar decisiones, focalizar la atención, retener datos, y la voluntad de ser felices.

¿Qué podemos hacer desde el aula?

Es imperioso trabajar estos temas en las aulas ya que es el ámbito donde los peques practican y modelan formas de actuar:

  • Durante las asambleas  podemos incluir temas como las bromas o burlas: en estos casos se puede conversar sobre los sentimientos y reacciones de los involucrados en la broma. Si es una broma todos se sienten bien y ríen. Pero si alguno expresó su malestar con palabras o hechos, deja de ser broma para pasar a ser burla.
  • Mirar películas o cortos animados para debatir la temática
  • Contar cuentos de la misma temática
  • Realizar talleres sobre “Hacer las paces” utilizando marionetas como protagonistas.

Os presentamos una actividad a modo de ejemplo:

Lo que debéis hacer es muy simple. Solo necesitáis una pizarra, cartón y plastilina:

Primero debéis escuchar y recopilar palabras utilizadas entre los alumnos para dirigirse entre ellos. Es decir, realizar una “Lluvia de ideas” y acomodarlas en dos columnas: Una bajo la consigna “me hacen sentir bien” y, la otra, “me hacen sentir triste o molesto”.

Aquí el docente guía a sus alumnos a decir palabras de uso diario incluyendo “las malas palabras”. Esto es significativo ya que transforma esta actividad en real.

Es importante que prestéis especial atención a la reacción de aquellos peques que suelen estar involucrados en situaciones de agresión y documentarlas. Se puede agregar una tercera columna con palabras que “no me afectan” para integrar a aquellos que no se animan aún a expresar sus emociones.

Cada vez que alguien escucha o dice una de las palabras que nos hacen sentir tristes, deberéis pegar una bolita de plastilina al cartón, sin importar quién la dice. Cada bolita de masa deja marcas en el cartón que son difíciles de quitar. De esta manera se torna visible y palpable el efecto que cada palabra o accionar tiene en el otro.

Tomar conciencia y hablar de estos temas en las aulas no solo nos ayudará a prevenirlos, sino también a desarrollar la empatía y, a preparar a los damnificados a tomar mejores decisiones y responder ante el acoso de manera más eficiente.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp