Cómo organizar los espacios exteriores en la escuela infantil para optimizar su uso educativo

regando

Los espacios en la escuela son muy importantes como recurso educativo. El ambiente escomo una fuente de riqueza, una estrategia educativa y un instrumento que respalda el proceso de aprendizaje.  Ofrecen propuestas, ocasiones de intercambio, información y recursos. La influencia del entorno tiene un gran valor en los procesos de desarrollo y aprendizaje de los peques. Es importante optimizar al máximo los espacios tanto interiores como exteriores. Lograremos, con ello,  crear un ambiente que sea seguro y rico en estímulos y experiencias que les proporcionen a los niños aprendizajes. La organización y distribución de los espacios se debe diseñar en función de las necesidades y características de los niños.

Los espacios exteriores proporcionan una gran cantidad de oportunidades de aprendizaje para los niños. Sentir el viento en la cara, tomar el sol, percibir los olores… Son experiencias que solo se podrán vivir en espacios externos. En ellos, además,  los peques puede encontrar oportunidades de exploración, manipulación, observación, movimiento, juego y relación.

Función de los educadores en los espacios exteriores

  • Observar las posibilidades que pueden ofrecer cada uno de los ambientes a los que puede acceder el niño.
  • Enriquecer estas posibilidades.
  • Interactuar con los niños.
  • Observar las reacciones y expresiones de los niños.
  • Los adultos, deben tener alguna precaución de higiene, abrigo y cuidad respecto a los niños.

El exterior de la escuela debe tener zonas de actividad diferentes que ofrezcan a los niños oportunidades de jugar con materiales. La tierra,  la arena, el agua, las conchas… El juego con ellas puede llevarse a cabo en diferentes espacios.

Espacios exteriores de la escuela

  • EL ARENERO: puede adoptar muy variadas formas, en él los niños pueden jugar con la arena.
  • ZONA DE MOVIMIENTO: puede componerse de muy variadas estructuras fijas. Se trata de ofrecer a los niños circuitos, balancines, columpio, trepaderas en las que deslizarse saltar, columpiarse y mantener el equilibrio.
  • ZONA DE CEMENTO O PAVIMENTADA: permite a los niños arrastrar, deslizarse con sus patines y triciclos, así como prever algunos juegos que estén pintados con pintura plástica.
  • ZONA NATURAL: para la observación y la experimentación. Jardineras para que los niños puedan aprender a cuidar las plantas y valorarlas, en algunos sitios es posible disponer de algunos animales, un estanque poco profundo para peces
    y patos, un pequeño invernadero…
  • ZONA PARA LA COMUNICACIÓN Y JUEGOS: con bancos para que los niños puedan sentarse, árboles que den sombra y algunos elementos que favorezca el juego simbólico y la imaginación.
  • ZONA CUBIERTA O PORCHE: esta es una de las condiciones para protegerse del sol y de la lluvia u deberá contar con un punto de agua que posibilite la realización, por ejemplo, de actividades plásticas.

Si disponéis de estas zonas en vuestra escuela (puede que no las tengáis todas, aunque sí algunas de ellas), debéis aprovecharlas siempre que el buen tiempo os lo permita, ya que potenciareis el proceso de enseñanza-aprendizaje y facilitaréis a los niños la adquisición de conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto