Mar 292014
 

Mirad que bonitas flores he encontrado que nos pueden servir para realizar preciosos diseños decorativos, ya sea para decorar un rincón de la clase, o una pared primaveral, o para unas bonitas tapas del álbum de primavera. Y lo mejor de todo es que son sencillísimas de hacer.

Tan solo necesitamos papel de colores, tijeras y cola o pegamento.  Y manos a la obra!!!

En primer lugar dibujaremos corazones de diferente tamaño  en unas plantillas de cartulina o cartón. Una vez listas las plantillas, las pondremos en el papel de color y repasaremos las siluetas, de manera que todas queden del mismo tamaño al formar la flor. Cuando estén listos los recortaremos y doblaremos por la mitad. Finalmente, pondremos cola en uno de los lados y pegaremos sobre la superficie a decorar (si es una pared podéis enganchar cinta adhesiva o pegarlas sobre un papel de manera que quede un mural decorativo).  Iremos formando las flores pegando unas al lado de otras. Combinando colores y tamaños podréis formar una preciosa decoración floral. Dejad volad vuestra creatividad y la de los niños. Seguro que os queda una clase espectacular!!

Los colores, el dominio del trazo, y un trabajo de psicomotricidad fina al recortar, doblar y pegar son los aspectos que trabajáis con esta bonita actividad.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.