Ene 242016
 

arcoiris1

En muchas ocasiones preparar de manera casera actividades atractivas y educativas para los peques es más sencillo de lo que parece. En este caso os explicaremos como preparar un arcoiris sensorial para que experimenten y aprendan muchas cosas.

Teñir pasta es un proceso muy sencillo que os explico a continuación. Hemos elegido espaguetis para crear nuestro arcoiris tan especial. Para ello lo que necesitaremos es lo siguiente:
– Pasta de spaguettis previamente cocida (que no quede muy blanda, solo debe hervirse lo justo para que se reblandezca)
– Bolsas de plástico con cierre hermético. El tamaño de las bolsas depende de la cantidad y el tamaño de la pasta que vayas a teñir.
– Colorantes vegetales para alimentos, los puedes encontrar en el supermercado. Es importante tener varios colores. Mientras más tengamos más posibilidades de colores distintos tendremos ya que podremos mezclarlos entre si.
– Alcohol.

Para prepararla el proceso que debemos seguir es bien sencillo:  una vez hervida y fría la pasta, la ponemos en las bolsas herméticas y a continuación verteremos el alcohol en la medida adecuada ( por cada taza de pasta hay que añadir 1/4 de taza de alcohol) y finalmente añadimos unas diez gotas del colorante elegido. La intensidad del tono dependerá de las gotas que vertáis (si lo queréis más intenso sólo debéis añadir algunas más). Una vez todo dentro, cerramos bien la bolsa procurando que no se salga el alcohol, y movemos la pasta para que el color se reparta bien por la bolsa, impregnando toda la pasta. Sacamos el aire de la bolsa, y dejamos que repose como mínimo dos horas para que coja bien el color. Podemos ir removiendo de vez en cuando para que se reparta de manera uniforme. Cuando tiene el color deseado, sacamos la pasta de la bolsa y la extendemos en una bandeja sobre papel absorbente y la dejamos secar durante la noche.

Por la mañana tendremos lista nuestra pasta de colores para crear nuestro arcoiris sensorial. Solo tendremos que ponerla en un recipiente de plástico ordenando los colores de manera que se forme un arcoiris. A partir de ese momento los peques ya pueden experimentar con él.

Esta actividad trabaja contenidos diversos como los colores, la psicomotricidad fina (al experimentar con sus manitas y manipular los espaguetis), conceptos matemáticos como largo y corto (algunos espaguetis al romperse quedarán más cortos que otros y podemos compararlos), seriaciones (hacer pequeñas series con espaguetis de diversos colores), trabajar los sentidos y las sensaciones que nos provocan (el tacto húmedo, frío, etc), la creatividad (pedimos a los peques que inventen una historia sobre un arcoiris), etc.

Ya veis que, aunque, a simple vista parece que los peques se limitan a tocar espaguetis de colores, lo que pueden aprender con esta actividad es mucho más que eso.

Fuente imagen: Growing a jeweled rose

 



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)