Mar 242016
 

 

pastel tortuga

María Luisa, en esta ocasión, se ha puesto el delantal y se ha metido en la cocina con sus peques. Y, cocinando, cocinando han preparado esta deliciosa tarta en el microondas con forma de tortuguita. Os dejamos la receta y una breve y fantástica reflexión que nos ofrece nuestra querida amiga, para que pensemos en ella mientras andamos entre fogones con nuestros peques.

Tarta al microondas

Ingredientes:

3 huevos
50 g de chocolate en polvo tipo Colacao
50 g de azucar
50 g de harina
1 sobre levadura en polvo
75 gramos de mantequilla
Un yogur de limón
2 panecillos de perritos calientes
Pastillas de chocolate de colores.
Leche condensada en dispensador
1 regaliz rojo

Se baten los huevos con la mantequilla y el azúcar hasta que aumenten su volumen. A continuación se añade la harina, la levadura y el yogur, se vuelve a batir durante tres minutos para que se esponje. Se añade el chocolate en polvo y se vuelve a batir.
Se mete en el microondas sin tapar cinco minutos a temperatura máxima, previamente se ha untado el recipiente circular con aceite de girasol o mantequilla.
Se deja cinco minutos dentro del microondas y se saca. Se desmolda cuando esté frío.
Se cortan cinco puntas de los panecillos para figurar la cabeza y las patas de la tortuga,
Se insertan dos Lacasitos verdes como los ojos de la cabeza de la tortuga. Las patas a cada lado del cuerpo, y este se decora con leche condensada simulando el caparazón con varias pastillas de colores. Se pone el regaliz como si fuese la lengua.

Y a comer que está buenísima y se hace rápido.

Si pensamos que a nuestros hijos les gusta hacer con nosotros, sus padres y/o familiares, algo lúdico, mientras aprovechamos para hablar con ellos de las cosas que les preocupan o les ilusiona. ¿No será mejor educarles en valores mientras horneamos una tarta.?
No es necesario sentarles en el salón, con todas las luces encendidas y música clásica sonando en el equipo. No invita a confraternizar con ellos ese ambiente fuera de su entorno. Pienso que es mejor un aire desenfadado en la cocina mientras batimos los huevos y hacemos una tortuga llena de pastillas de chocolate. Les enseñaremos a no frustrarse porque la masa no suba, a batir los huevos con paciencia para que se esponjen y a ser meticulosos con las medidas del harina. A acabar el pastel y no cansarse a la mitad. ¡Cuantos pasteles van a tener que terminar en la vida !
No hay receta común para todos los niños, unos necesitarán hablar de timidez, otros de miedo, pero las madres sí sabemos los ingredientes de nuestra conversación con ellos. Por eso yo os doy las ideas de cocina y los trabajos manuales que puedan ser atractivos.
Vosotros ponéis la conversación que necesiten vuestros hijos. ¿No os parece lícito disfrazar de algo agradable para el fin último que nos proponemos los padres, es decir educarles.? Personalmente creo que sí.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)