Abr 052016
 

volcan con cera y arena

Os dejamos este fascinante experimento que podemos realizar con los peques para que puedan ver como se produce la explosión de un volcán y puedan comprender su proceso, de esta manera estaremos acercando a los peques a los fenómenos naturales y, dándoles a conocer y que puedan entender algo más del planeta en el que viven.

Realizarlo es muy sencillo y siempre debe hacerse bajo la supervisión del adulto. Jamás hay que dejar que los peques lo hagan solos. Ellos pueden ayudar en el proceso, pero el punto final de la erupción debe hacerse siempre por el docente o educador.

Para hacerlo utilizaremos un recipiente de cristal resistente al fuego, puede ser un vaso, pero mejor si tiene un asa para sostenerlo, así la visibilidad del experimento será la idónea. En el fondo del recipiente colocaremos cera (trocearemos una vela) podéis ponerla de colores también, y cubriremos todo con arena. Entonces echaremos agua fría (hasta aquí pueden ayudar los peques). A continuación, el adulto acercará el fondo del recipiente con cuidado a una fuente de calor (lo ideal es una llama) y ahí empieza el verdadero experimento.

En poco tiempo, el calor hará que la cera que está en el fondo empiece a hervir bajo la arena. Esto es como cuando las piedras se funden por el calor interno de la tierra, y entonces es cuando la cera fundida empieza a presionar contra la arena que las cubre y al estar hirviendo produce burbujas que empujan la arena  hacia arriba buscando una vía de escape, exactamente igual que ocurre durante las erupciones volcánicas. En el momento que encuentra la salida, se produce en sí la erupción que (en el interior del recipiente) produce un sorprendente y bonito efecto visual, ya que al entrar en contacto con el agua, volverá a endurecerse.

 

Fuente imagen: Pinterest



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)