Jun 072016
 

shutterstock_59770870

Las dislalias son trastornos articulatorios que impiden que los peques pronuncien con bien los sonidos y, por lo tanto, no hablen con normalidad. La mayoría de los expertos no reconocen las dislalias como un problema en sí antes de los cuatro años, ya que consideran que hasta esa edad los pequeños están en pleno desarrollo físico y cognitivo y muchos de los defectos de pronunciación se corrigen de manera espontánea, con la maduración del peque, a no ser que estén causadas por un problema físico como podría ser un labio leporino, por ejemplo.

Pero si no existe ninguna causa física aparente y los problemas persisten a partir de esa edad, se recomienda acudir a un especialista para que emita un diagnóstico y nos proporcione unas pautas de actuación para poner solución al problema. No obstante, los padres y educadores si sospechamos que pueda existir una posible dislalia,  podemos tener en cuenta una serie de factores que nos ayudarán a descartar la posible dislalia o la necesidad de la visita al especialista.

Os dejamos a continuación los aspectos a los que debéis prestar atención. Están divididos en tres facetas: la capacidad de pronunciar fonemas  (desarrollo fonemático), la capacidad de organizar correctamente los elementos de una frase (desarrollo sintáctico), y la cantidad de vocabulario que tiene y va adquiriendo (desarrollo léxico).

En cuanto al desarrollo fonemático vigilaremos especialmente si el peque cambia los fonemas de su orden correcto de articulación, si sustituye los fonemas que tienen un punto o un modo de articulación similar, si distingue los sonidos sordos de los sonoros, si repite sin problemas palabras largas, difíciles, nuevas para él o ella.

Desde el punto de vista sintáctico, nos centraremos en si el peque mantiene el orden correcto de las palabras de una frase, si suele utilizar frases esterotipadas del tipo “coletillas”, si al hablar utiliza las preposiciones, conjunciones, etc, y si utiliza y comprende las frases subordinadas, ya que estas últimas pueden implicar más dificultad para ellos.

Y, finalmente, desde el punto de vista léxico, observaremos sobre todo, la cantidad que el peque utiliza y conoce y si el significado de las palabras que usa lo conoce por el contexto (es muy usual que los peques utilicen determinadas palabras según el ambiente donde estén en ese momento y, aunque no esté mal que lo hagan, si es bueno que conozcan el significado de las palabras más específicas para que sean capaz de usarlas en contextos diferentes si fuera necesario).

Además de estos aspectos puramente “lingüísticos”, no debemos olvidar que hemos de estar atentos a cualquier problema de tipo físico, para que los órganos implicados en el habla tengan un funcionamiento motor y una capacidad de coordinación adecuados:

   – la lengua debe moverse sin dificultad y ejecutar movimientos hacia arriba-abajo, dentro-fuera, derecha-izquierda y hacia los dientes arriba y abajo;

   – los peques deben poder morderse el labio superior e inferior,

   – sacar los labios hacia afuera como si fueran a dar un beso,

   – etc.

Como hemos comentado con anterioridad, muchas de las dificultades a la hora de pronunciar las palabras, se solucionan con el propio desarrollo madurativo del niño antes de los cuatro años, pero si superada esa edad o si existen problemas que lo requieran antes, os recomendamos encarecidamente que visitéis a un especialista que os de soluciones lo antes posible.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



  2 comentarios en “Cómo identificar los síntomas de una posible dislalia”

  1. Muchas gracias por su amplia información acerca de esta incapacidad de las Dislalias.
    Tengo tres nietos y me parece muy importante estar recibiendo este tipo de recomendaciones!
    Que ustedes nos hagan favor de sus comentarios y aborden, períodicamente, tantos temas relacionados con los niños, me parece que será de gran utilidad!!!
    Continuaré muy al pendiente de sus aportaciones.

 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)