Jun 152016
 

nebulosa

Os dejamos este espectacular trabajo sensorial, con el que los peques podrán tener un trocito de espacio exterior encerrado en una botella.

Para realizarlo solo necesitamos un frasco vacío transparente (aunque en la foto veis de cristal, os recomendamos que para trabajar con los peques utilicéis botellas de plástico), además necesitaremos colorantes vegetales, algodón y purpurina.

Una vez lo tenemos todo listo, llenaremos un tercio de las botellas con agua y verteremos el colorante elegido. Se aconseja utilizar colores como el verde, azul, lila, y rosa. Mezclamos bien e introducimos un trozo de algodón. Apretamos hasta que quede cubierto por completo y empapado con el agua, entonces añadimos la purpurina, cerramos el bote y agitamos para que se esparza bien por el frasco. A continuación introducimos otro trozo de algodón (el tamaño de los trozos dependerá del tamaño del frasco o botella), y una vez dentro añadimos más agua previamente mezclada con colorante de otro color. Volvemos a apretar con para que quede bien empapado y echamos purpurina encima. Cerramos y volvemos a agitar. Hemos de repetir este proceso tantas veces como sea necesario hasta completar el frasco o botella. Si queremos mezclar pocos colores solo hay que poner más cantidad de algodón y con un par o incluso una tonalidad tendremos nuestro trocito de nebulosa particular.

Esta actividad es ideal para trabajar con los peques el espacio exterior o el universo.

Imagen: My name is Anabel



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)