Cuentos clásicos: El patito feo

Erase una vez una Mamá Pata que guardaba su nido y esperaba contenta a que nacieran sus patitos de los huevos que en él estaban. Un día los huevos empezaron a romperse uno a uno, y de cada uno de ellos salió un bonito patito amarillo, hasta que solo quedó uno por abrirse. 

Era el huevo más grande de todos, y a Mamá Pata siempre le había parecido diferente a los demás, pero era otro de sus patitos y esperaba con emoción que se abriera el último de los huevos. Hasta que, mientras Mamá Pata y patitos lo observaban, ya que no le quitaban el ojo de encima, empezó a  moverse para abrirse. En ese momento, todos rodearon al huevo y esperaron expectantes al patito que iba a salir.

Entonces, grieta tras grieta, el huevo se rompió y de él salió un patito diferente a los demás.  Su pelaje era extraño, sin ningún rastro del bonito color amarillo que tenían los demás. Mamá Pata, boquiabierta, miraba a aquel patito, mientras él se aproximaba a su mamá y a sus hermanos con pasos muy torpes.

– ¡Debe ser un error! – decía . ¡No se parece a sus hermanos!

Y, entonces, Mamá Pata, se apartó del patito cuando este se acercó a ella, dejándole muy claro que no quería saber nada de él, dejándolo muy triste y necesitado de calor y cariño.

Sus hermanos le llamaban el Feo y se sentía tan triste, que decidió marcharse y emprender un nuevo camino. Iría a buscar una nueva familia que sí le quisiera, así que se puso en marcha. Pronto, se encontró con una señora que lo llevó a su casa. Allí estuvo a gusto, la mujer le daba de comer muy bien y conoció a otros animales de los que se hizo amigo, pero un día se dio cuenta de que la señora lo que quería era  que se hiciera grande y cocinarlo para Navidad.

Entonces, y aunque era invierno, el patito feo se escapó de la casa de aquella señora. Pasó mucho frío por el camino, por que la nieve lo cubría, pero siguió caminando hasta que se desmayó.  Por suerte, un hombre que pasaba por el mismo camino lo recogió y se lo llevó a su casa.Aquello sí que era un hogar. ¡Qué felicidad reinaba en aquella casa! y, ¡cuánto cariño le dio aquella familia al pobre patito!

Pasaron los días y el patito era feliz allí, pero cuando llegó la primavera, la familia que lo había recogido y cuidado, creyó que debían llevarlo a su verdadero hogar con sus hermanos. Así, que en cuanto el último frío pasó y las flores nacieron, lo llevaron a un precioso y tranquilo lago.

Allí se encontró también muy a gusto, y los días, por aquel entonces ya cálidos, pasaban de manera agradable. Sus nuevos amigos no le atosigaban ni le llamaban feo. Casi había olvidado todo lo malo que había vivido. Hasta que una mañana,  un reflejo del sol  sobre la superficie del agua lo iluminó y pudo observar su imagen el el fondo cristalino del estanque. No era el patito que el recordaba haber sido. Ahora era mucho más grande y su plumaje brillaba como el de los otros cisnes que le acompañaban cada día y que eran sus amigos.

Y, decidió preguntarles:

– ¿Por qué nadáis en este estanque en compañía de un vulgar pato tan feo como yo?–exclamó.

Los cisnes quedaron boquiabiertos ante aquella pregunta, y el más viejo le respondió:

– ¿Acaso no te ves, hermano mío? No solo eres un cisne, sino que además, eres uno de los más bellos que mis ojos han visto nunca.

Y, fue entonces, como nuestro querido patito feo, comprendió porqué siempre había sido el pato más feo de todos. ¡No era un pato, era un precioso y elegante cisne!

Y ya nunca más se sintió triste.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Galería

Contacto