ÍNDICE DE TEMAS
SIGUENOS EN FACEBOOK
SIGUENOS EN GOOGLE+

Seguidores en Google, hazte seguidor.

CALENDARIO
abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

PostHeaderIcon CONSECUENCIAS DEL BURNOUT O SINDROME DEL DESGASTE PROFESIONAL EN LA DOCENCIA

El estrés es una situación problemática general, con amplia incidencia en numerosas actividades laborales, pero que en el caso de la enseñanza, específicamente, tiene unas connotaciones evolutivas especialmente alarmantes. Desde los negros presagios descritos y sufridos en la década de los 70s en la enseñanza, se pasó en la década de los 80s a una situación todavía más aguda donde se ha pagado un elevado precio, tanto en los aspectos personales como económicos. Se trata pues, de una situación profesional de alto riesgo en la enseñanza que requiere, sin duda, una atención especial.
Un indicador más de lo crítico de esta situación en la enseñanza es la acuñación de un nuevo término para describir un
síndrome nuevo, diferente al mero estrés, aunque potencialmente relacionado con él, y que se denominó “burnout”, en la terminología anglosajona, que se podría interpretar como “quemado”, o en sentido más literal y extremo, “abrasado”; sería por tanto, el síndrome de los abrasados por su profesión. Los trabajadores que desarrollan el síndrome de burnout son, fundamentalmente, aquellos de las profesiones denominadas de ayuda o de servicios humanos (enseñanza, sanidad, servicios sociales, etc.), y se caracteriza por un agotamiento emocional extremo, la despersonalización en el trato con las personas y los clientes y la ausencia de realización personal en la ejecución del trabajo.
El malestar docente se refiere a una situación problemática que se vive en las escuelas y colegios, que afecta profundamente la actividad educativa de las mismas, y determina en gran medida las condiciones laborales adversas en las que desempeñan diariamente su labor profesional cientos de miles de profesores. Los rasgos más llamativos y sensacionalistas de esta problemática aparecen con frecuencia en la prensa (violencia en las escuelas,
carencia de profesores, incremento del absentismo laboral y de las enfermedades en las escuelas, etc.), aunque otros rasgos, incluso más profundos y críticos, permanecen ocultos a los ojos del gran público, pero no por ello resultan menos importantes (creciente complejidad de las tareas docentes, los conflictos interpersonales en la escuela, las exigencias cada vez mayores que caen sobre las espaldas de los profesores, la falta de apoyo social hacia la escuela, el desprestigio social de la profesión y de sus profesionales, etc.).

Son diversas las manifestaciones que pueden darse derivadas de este síndrome , y hemos de estar alerta a todas ellas para evitar futuros problemas de salud.

A continuación, tenéis una pequeña lista con los síntomas más comunes del síndrome del desgaste profesional docente, en sus diversas manifestaciones.

• Manifestaciones mentales:
La persona desgastada se siente agotada y vacía de sentimientos o atrapada en el desempeño del rol profesional. También se han descrito las vivencias de fracaso, de insuficiencia y de impotencia que conducen a baja autoestima y autoeficacia personal. Además, la persona afectada tiene una menor capacidad de tolerancia a la frustración, con tendencia a reaccionar de forma agresiva o paranoide no sólo hacia los clientes, sino hacia los compañeros de trabajo. Pueden observarse síntomas de nerviosismo, inquietud psicomotora, incapacidad para concentrarse, olvidos, etc. La presencia de burnout se considera un predictor significativo, que contribuye a la aparición y/o sostenimiento de un trastorno depresivo.
• Manifestaciones físicas:
Cefaleas, trastornos gastrointestinales, dolores osteomusculares, pérdida de apetito, alteraciones sexuales y del sueño, úlceras, enfermedad coronaria.
• Manifestaciones conductuales:
Se ha observado el consumo aumentado de estimulantes como café y té, así como sedantes, bebidas alcohólicas, tabaquismo y el abuso de otras sustancias tóxicas, sedentarismo, y mala dieta.
• Manifestaciones sociales:
Junto con el agotamiento, las actitudes negativas hacia los alumnos son las principales características del burnout, que pueden manifestarse por: insensibilidad, excesivo distanciamiento defensivo, irritabilidad, impaciencia y ansiedad, exagerada hipercrítica y desconfianza con hostilidad.
Los profesores pueden desplazar estas actitudes negativas hacia la profesión misma, la Administración educativa o hacia una parte de ella, hacia sus representantes sindicales, que les sirve como elemento neutralizador de su malestar. La persona quemada no se siente valorada o querida por sus colegas o por la Administración, y por eso se defiende pagando con la misma moneda con la que se siente él pagado.
• Manifestaciones organizacionales:
Se ha observado que el burnout lleva al profesor a tomar decisiones en relación a una seria intención de abandonar la docencia, a cambiarse a otro centro educativo, incrementar su absentismo laboral, llevándose así, a una marcada disminución de su productividad individual.

 Para paliar el problema, se debería  impulsar y dignificar la profesión docente, lo cual para esto tendría que ser necesario un reconocimiento de las principales autoridades de la educación de las diversas dificultades y de los riesgos que implican la labor de los maestros y procurar una formación continua donde se trabajen sobre las necesidades reales de los profesionales de la enseñanza.

Como recomendaciones se sugiere que se llevaran a cabo programas preventivos que se ajusten a las necesidades especificas de la institución para mantener altos los grados de satisfacción del cuerpo docente que se vera reflejado en la calidad de su trabajo.

126 comentarios para “CONSECUENCIAS DEL BURNOUT O SINDROME DEL DESGASTE PROFESIONAL EN LA DOCENCIA”

  • Actividades infantil dice:

    Hola Teresa, desafortunadamente hay muchos casos como los que describes que pueden llegar a afectar profundamente a los docentes. Debemos tener ánimo y seguir adelante con nuestra bella labor a pesar de esos desaprensivos. Bendiciones.

  • ADRIANA QUEVEDO dice:

    excelente articulo. tengo 30 años como docente pero me falta la edad para jubilarme, realmente es as i como lo describen, el ausentismo se debe a lo agotados que estamos con tanta exigencia y tan poco reconocimiento.

  • Actividades infantil dice:

    Gracias Adriana. Totalmente de acuerdo contigo. Ánimo y adelante para lo poco que te falta. Un fuerte abrazo guapa. :)

  • Graciela dice:

    Creo que es importante la vocación,la capacidad intelectual,la reflexión grupal,el apoyo del equipo de Psicología,las reuniones mensuales con padres para escucharlos – Comprender que la docencia es un trabajo social fundamental en el desarrollo de la humanidad,comienza en casa,sigue en la escuela,continúa en la ciudad y luego en el país

  • Actividades infantil dice:

    Hola GRaciela, tienes razón en lo que dices. Lamentablemente no todo el mundo opina como tú, y aquí es donde radica el problema. Se acumulan exigencias y ningún o muy poco reconocimiento. Esperemos que alguien se de cuenta de esto y empiece a cambiar algo desde arriba. Un saludo.

  • mariana sanjines dice:

    Interesante articulo,gracias por darlo a conocer.Ya me parecía que en la profesión de ser Docente,por diferentes situaciones externas e internas comienza a sufrir a algún tipo de desgaste o estrés. Y me arriesgo a decir que esto pasa cada 10 años, en los cuales las políticas educativas de cada país deberían hacer algo al respecto,como por ejemplo en algunas Universidades les llaman año sabático,o sea un año de descanso.En fin el tema es que cada vez hay mas exigencias,y uno termina por rendirse.Yo por una serie de hechos externos(fallecimiento y accidente)afectaron mi vida profesional alla por el año 2010,desencadenanado una problemática interna laboralmente,lucha de poder,ya que ocupo un lugar jerárquico. Llegando al punto de un estrés y depresión de la que es intangible salir,todo porque debería haber recibido la ayuda necesaria en el momento indicado no ahora,que vengo arrastrando un estrés post-traumatico desde el 2010,y que por trabajar y casi obligandome a cumplir con mi funcion,no pudiendo decir no,segui como pude adelante…y ahora son las consecuencias…Se hace dificil volver,vivir y seguir adelante,extraño mucho mis alumnos,amaba darles clases,transmitirles todo lo que sabia,sonreir con ellos,pero eso ya se apago en mi…Espero que mi mensaje le sirva a algún Docente, en cuanto a de detenerse a tiempo cuando deba hacerlo,recibir la ayuda y asesoramiento necesario y que ademas existan politicas educativas y gubernamentales que modifiquen ciertas situaciones ya que no somos robots,somos seres humanos que elegimos enseñar y educar,gracias Mariana

  • Actividades infantil dice:

    Hola Mariana, siento mucho lo que nos explicas, pero desgraciadamente tu caso es más común de lo que creemos. Ciertamente, hay factores que acaban pesando más que nuestro amor por los niños y por nuestra labor docente y en muchas ocasiones se nos hace díficil seguir adelante. Desde aquí, yo solo puedo enviarte muchos ánimos y darte mil gracias por explicarnos tu experiencia. Seguro que nos sirve a más de uno de los que te hemos leído. Un fortísimo abrazo Mariana.

  • Actividades infantil dice:

    Hola Diego. Pues sí, es una lástima que muchas personas no sean conscientes de nuestro esfuerzo. Debemos tener ánimo e intentar centrarnos en los aspectos positivos de nuestra bella profesión. Gracias por dejarnos tu opinión. Un fuerte abrazo.

  • Actividades infantil dice:

    Hola Marisa, sí es duro entender nuestra realidad, pero es la que tenemos y debemos seguir adelante por nuestros alumnos y por la bella e importante labor que realizamos. Estamos preparando más publicaciones acerca de los problemas de la docencia y sus posibles soluciones. Un abrazo y gracias por tu comentario.

  • Actividades infantil dice:

    Hola Claudia, mil gracias por explicarnos tu experiencia. Estoy segura que servirá a algunos de los compañeros que están sufriendo este tipo de estrés tan perjudicial para nuestra propia salud. Muchísimas gracias por el mensaje de ánimo para los compañeros. Un fuerte abrazo guapa.

  • Marianela Beltrè dice:

    Felicito a los autores de este articulo aqui veo porque ciertas actitud de algunos compañeros,tales como voy dejar se sienten cansados sin embargo es su profesion la que eligieron le sacare provecho soy docente y como decia Victor me gusta no lo dejare, si creo que debemos colaborar con los jovenes para que a la hora de elegir su carrera esten seguros de lo que realmente desean.

  • MIGUEL ANGEL dice:

    Hola a todos los docentes yo tambien soy docente con 14 años de servicio en escuelas rurales multigrado y actualmente en escuela completa urbana, por mucho tiempo padeci depresion y este sindrome pero bendito dios logre encontrar un profesionista en psiquiatria y fue el que me hablo de este mal y me dio tratamiento el cual me funciono muy bien, y hoy puedo vivir con un menos stres, menos angustia, depresion, ansiedad, etc. en pocas palabras he aprendido a vivir, el visitar a un psiquiatra no quiere decir que estas loco, simplemente necesitas ayuda y es el quien quien te puede ayudar a llevar una vida más relajada y sin stres.

  • EDITH dice:

    EXCELENTE ARTICULO!
    CREO QUE EL 99,9 % DE LOS DOCENTES ARGENTINOS LO PADECEMOS, TENDRÍAMOS QUE TENER CONTENCIÓN PSICOLÓGICA DE MANERA IMPERATIVA! YA QUE AL SEGUIR TRABAJANDO EN ESAS CONDICIONES LA ENFERMEDAD SE CONVIERTE EN UN CIRCULO VICIOSO QUE AFECTA A QUIENES INTENTAMOS EDUCAR TAMBIÉN… Y TODO SIGUE IGUAL… SEÑORES POLITICOS DE LA EDUCACIÓN, ESTE SISTEMA EDUCATIVO CON SUSTENTOS TEORICOS TAN MARAVILLOSOS NO PUEDE SOSTENERSE EN ESTAS INSTITUCIONES DE ENCIERRO .. POR EL FUTURO DE NUESTROS JOVENES Y DE NUESTROS ADULTOS PIENSEN, PROYECTEN DE MANERA MAS ACORDE CON LOS TIEMPOS QUE NOS TOCAN VIVIR!!!!!!!!

  • ALE CÁMARA dice:

    Al leer este artículo me doy cuenta y me identifico plenamente con esta lectura, en muchos aspectos le atinan a los problemas que en la actualidad pasamos todos los docente que somos tan criticados y menospreciados, pero que llevamos la frente en alto y luchando día a día al pie del cañón en nuestro devenir constante, pero que tanta presión ejercen nuestras autoridades educativas, que no contemplan las necesidades reales de nuestros centros educativos, aún no hemos aplicado al 100% nuestros planes y ya nos lo cambian por situciones políticas, ya con tantos cursos y actualizaciones que en lugar que nos sirvan de herramientas para aplicar en nuestra labor docente, nos exígen llevar cursos desgastantes y ya no nos dejan tiempo para pasar con nustras familias, siendo que en las escuelas nuestros directivos nos atiborran de mil y un formatos para llenar,que nos resultan complicados de cumplir. Gracias por este espacio, para poder comentar nuestro sentir. Así que realmente nos identificamos con dicha enfermedad , es una lástima que la docencia a decaido ya que la mayoría de padres de familia no nos apoyan para mejorar la educación de sus hijos, siendo que antaño serían las personas más reconocidas como los mejor preparados ante cualquier situación. MUCHAS GRACIAS.

  • Raúl Román V. dice:

    Muy importante el tema, no lo conocia pero me pone a pensar sobre los sintomas que uno padece y solo le mandan pastas para calmar estas manifestaciones, estos temas deberian llegar a los (as) psicologas de los diferentes instituciones educativas, porque tanto a uno, compañeros, rector, cuerpo administrativo, gobierno, padres de familia y alumnos, nosotros somos de palo y no tenemos probleas sino que le creamos problemas a los alumnos.

  • Rafael dice:

    Tenemos que recuperar la manzana y eso lo lograremos a pesar de los pesares

  • ruth dice:

    me encanto tu articulo.y sobre todo el manejo que haces de los contenidos en buenas frases.

  • Gisela dice:

    cuando se es docente de vocación, es difícil que se caiga en este síndrome ya que la responsabilidad con nuestros estudiantes nos hace renovar fuerzas y buscar alternativas actualizàndonos siempre.

  • Gisela dice:

    Excelentes artículos
    publicados.

  • luz alvarez dice:

    El articulo es muy consecuente con la realidad, los docentes nos ocupamos del aprendizaje de los seres humanos como de su formación integral, de ahí que seamos conscientes del rol que desempeñamos, la enfermedad esta en la mente, en dejarnos abrumar por los problemas imaginarios y no reales, estamos en la capacidad de detener estos y muchos mas síndromes si hacemos del estrés una practica no cotidiana en nuestras vidas, si hacemos las cosas a conciencia sin dejar de pensar en nuestro bienestar físico y mental.

  • Estela Sosa dice:

    Hola:
    Soy una ciudadana muy agradecida a mis docentes y a todos los maestros y profesores de mis hijos. También siente mucho respeto por los enfermeros, bomberos y policias.
    Trabajo 13 hrs., dos trabajos, soy bibliotecóloga. Todos los días lectivos se que temas tienen mis hijos para estudiar y si tienen la tarea terminada, y los trabajos en grupo se hacen en mi casa y tratando siempre de que lo que van a presentar sea innovador y atractivo para el docente y sus compañeros de clase.
    Pero que sucede con los docentes, como con cualquier otra profesión, algunos son muy buenos y muchos son muy malos. Como también hay padres que nos ocupamos mucho y otros nada. En fin, creo que la prensa y la población en general habla mal de los “docentes” porque las direcciones, los inspectores, alguién debería evaluar seriamente a los maloS docentes, estos siempre zafan y salen airosos. ARRIBA LOS BUENOS DOCENTES Y GRACIAS POR SU DEDICACIÓN.

  • Creo que un fenomeno mas esta ocurriendo, y es que en Latinoamerica de alguna manera el estudiantado ya esta hace años en internet cuando muchas de sus maestras ni manejan una computadora y este choque cultural esta tambien siendo aplastante para las educadoras

  • Manuel dice:

    Excelente artículo.
    Más allá de los dolores es la oportunidad de reflexionar en torno a nuestra actitud como gremio en torno a ellos. Pocas veces se tocan estos temas como punto de reflexión y reivindicación a lograr. Como profesionales los docentes nos debemos un lugar de respeto como cualquier otro ser humano que se ha esforzado por su formación y que entrega lo mejor de si como ser social, y somos nosotros quienes debemos de saberlo para proyectarlo al medio. Si miramos hacia otras profesiones eso existe; creo que también esa carencia está en la raíz del asunto.
    De otra parte la crisis de valores de nuestro tiempo se refleja continuamente en las aulas y en particular en Colombia se vive un gran caos social que en muchos casos está a la par de un alto número de estudiantes por aula y una actitud gubernamental ambigua e incierta (yen muchos casos corrupta)a todos los niveles (municipal, departamental o nacional), salvo en algunas poblaciones con gobiernos alternativos, pero esto ocurre en un número de municipios irrelevante y son procesos poco estables.
    Creo que nuestra sociedad colombiana es una de las de mayor atraso en lo social en América y de hecho mientras en otros países se están gestando procesos de cambio y de reconstrucción social en el nuestro seguimos dirigidos por gobiernos que actúan a la saga de lo que dicten los gobiernos más retardatarios del denominado primer mundo.
    ¿Entonces? Llegué a este oficio después de mucho caminar y lo encontré como opción de incidir en algunas vidas creativamente en medio de una sociedad en caos. Yo he sentido que debo valorar mi accionar y procurar estar más allá de los parámetros y paradigmas oficiales y trabajar desde la convicción que me dan el hacer parado en la ética, la creatividad, la humildad y la Fe en que Dios es Quien me guía en el hacer. A veces encuentro compañeros (as) que están en la misma dimensión pero somos pocos, espero que todavía.
    A veces también siento el gran estrés, el cansancio y la dificultad para fluir pero logro sobrepasarlo, creo que una clave es mantener la idea de TRASCENDENCIA en el hacer, a veces se pierde pero es necesario volver a ella.
    Recomiendo la meditación, la música, la búsqueda, la transparencia, la naturaleza y en lo posible establecer redes de apoyo con otros HUMANOS docentes.
    Gracias por sus aportes y será grato tener un contacto con ustedes y con quienes a través de ustedes deseen que lo tengamos.

  • Actividades infantil dice:

    Gracias por tus sabias palabra Manuel. Un cordial saludo.

Deja un comentario

RECIBE LAS NOVEDADES
Suscriptores

Escribe tu dirección de correo:

BUSCAR EN ESTE BLOG
JUEGOS EDUCATIVOS
DIBUJOS PARA COLOREAR
dibujos para colorearl
SIGUENOS EN GOOGLE +
¿Te ha gustado la página?
¿Has encontrado contenidos interesantes y que pueden
ser de ayuda?
Ayúdanos a compartirla.

DALE CLIC AQUÍ.



Muchas gracias por tu colaboración.


USUARIOS EN LINEA
CONTADOR DE VISITAS