COCINANDO CON LOS NIÑOS: GALLETAS DE PASCUA


Mar 092016
 

galletaspascua2

 

Bien planteada, la cocina puede ser un extraordinario recurso educativo y vivencial para los niños, donde aprenden y además, comparten experiencias con sus compañeros, con su familia. Se convierte así en un lugar donde aprender, disfrutar y experimentar, siempre siguiendo medidas de seguridad, por supuesto.
Hay muchas posibilidades que podemos explorar en la cocina, desde ejercitar su psicomotricidad fina , ya que medimos, pesamos, tomamos materiales de diferentes tamaños y texturas con las manos, los vertemos en recipientes, los removemos, etc, y, además manipulamos toda clase de materiales, con lo que trabajamos las texturas y analizamos sus cambios. El azúcar es un polvo grueso, la harina es mucho más fina. La masa de hacer pan es maleable, igual que la de las croquetas o que la mantequilla. La pasta de las galletas es suave y se pueden hacer figuritas con ella., ayudar a los niños a hacer sus propias reflexiones sobre las razones por las que la materia cambia de aspecto, textura y estado, mediante las sencillas acciones que realizamos para preparar un alimento. El agua, la leche y el aceite son líquidos, pero unos son más resbalosos que otros. El pan reciente es esponjoso pero luego se endurece. La carne cruda es sólida pero tiene líquido, una vez cocinada sigue siendo sólida, más dura, pero a la vez más sencilla de cortar, etc. Experimentar con los olores, los sabores, los colores de los alimentos proporcionará a los niños unas situaciones de aprendizaje variadas y atractivas que servirán de base para aprendizajes posteriores.
La cocina, es, sin duda, uno de los mejores laboratorios para profundizar en los conocimientos, la experiencia y las vivencias emocionales compartidas con los niños.

Una vez presentadas brevemente las posibilidades de la cocina, os dejo una receta que podéis preparar con vuestros alumnos o con vuestros hijos en estas fechas.

GALLETAS DE PASCUA
Los ingredientes son los siguientes:

220 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)
240 gr. de azúcar glas
1 huevo entero + 1 yema
2 cucharadas de esencia al gusto
un pizca de sal
375 gr. de harina de repostería

Cómo ingredientes opcionales para dar sabor  podemos elegir entre los siguientes:

Extractos ( ya sean de vainilla, almendra, menta, etc, nos dará otro punto a la galleta)
Cacao ( cacao en polvo puro, nos dará unas ricas galletas de intenso sabor a chocolate)
Especias (canela, jengibre en polvo, cardomono, etc, estos sabores la realzaran)
Cítricos (aportará un sabor fresco a las galletas muy bueno)
Café (café soluble, también aporta un punto delicioso y si lo unimos con el chocolate nos quedaran unas galletas deliciosas).

Los materiales que utilizaremos son lo siguientes:

Bol para mezclar, batidor, papel de horno encerado, rodillo, cortadores, espátulas para galletas, bandejas de hornear (varias), rejillas para enfriar, lamina antiadherente para horno (opcional), listones de unos 0.5 cm (opcional).

Modo de elaboración:

Con batidor eléctrico se bate la mantequilla (a temperatura ambiente) hasta conseguir que quede con una textura homogénea y suave , seguidamente se añade el azúcar y se bate hasta obtener una mezcla fluida y esponjosa , a continuación se añade la yema de huevo, se integra y se incorpora el huevo completo, se integra también en la masa y por ultimo se añade gradualmente la harina con la pizca de sal (que previamente habremos tamizado) y la vamos integrando. Finalmente se amasa con las manos  hasta obtener una masa firme, elástica y sin que se nos pegue.

La masa lista, se pasa a un bol, se tapa con film transparente y se deja que repose en la nevera durante media hora antes de su utilización.

Una vez lista y con el lugar de trabajo preparado, se pone en la encimera un hoja de papel encerado, los listones a los lados (el espacio dependerá del rodillo, ya que los extremos de este descansarán sobre ambos listones), y otra hoja de papel encerado que la tendremos preparada para ponerla encima de la masa y de esta forma poder aplanar y distribuir la masa hasta que quede uniforme y con la medida que deseamos para poder obtener una galleta ni demasiado fina y demasiado gruesa, es decir de unos 0.5 cm. de espesor.

Se divide la masa en varias porciones, se coge una porción y la que no se vaya a usar se deja en la nevera, así la masa sigue estando igual de manejable en cada proceso de corte. Se deposita sobre el papel encerado y entre los dos listones, se cubre por la parte de arriba con el otro papel encerado y se pasa el rodillo hasta distribuir la masa, que garantiza no que no se pegue la masa en el rodillo, que no haya que estar añadiendo más harina de la precisa y sobre todo que no nos queden nada de residuos en la masa, pudiendo así reutilizar los restos que nos queden de los cortes tantas veces queramos.

Una vez que la masa esté extendida se procede a ir cortándola con los distintos cortadores, ahora en este paso se puede tomar dos caminos:
(a) Transferir directamente el papel cera sobre el que se ha estado cortando a la bandeja de hornear (esto es perfecto para aquellos cortadores que poseen muchas endiduras y de fácil deformación a la hora de recogerlas con nuestra espatula). Si se opta por esta forma se deben realizar los cortes con unas distancias mínimas de unos 1’5-2 cm entre cada una.

(b) Cortar la masa sobre el papel encerado, se quitan los restos de masa y se transfiere con la espátula de galletas cada corte, con mucho cuidado de que no se deforme, a la bandeja de hornear, sobre la lamina antiadherente o papel de hornear.

Ahora ya tenemos nuestras galletas cortadas y vamos a hornearlas, un punto importantísimo a destacar para que nuestro horneado sea un éxito es que si tenemos diferentes moldes y sobre todo de distintos tamaños, hay que hornearlas por modelos, de este modo nos garantizamos la cocción uniforme de las galletas, sino, unas quedaran muy tostadas y otras crudas.

Se introduce en el horno, previamente precalentado a 175º y se hornea durante 12 minutos, en la parte media-baja de nuestro horno, aunque esto es como siempre, va en función de hornos.  Podéis probar primero con un par de galletas para ver si se cuecen bien y si no es así, ajustar el tiempo y la temperatura. Al principio os parecerá que es poco tiempo y que parece que puedan estar crudas, ya que son de un color blanquecino, ligeramente más dorado por los lados, pero cuando se enfrían están en su punto y perfecto. Ahora se sacan del horno, se dejan unos 2 o 3 minutos en la bandeja de hornear y a continuación se pasan a la rejillas para terminar de enfriarlas allí.

Ahora queda decorar la galleta como más os guste, os hemos mira las técnicas para decorar galletas caseras. Dejad a los niños total libertad para decorarlas, lo pasarán bien y desarrollarán su creatividad.

Algunas técnicas para decorar galletas caseras son los que se explican a continuación. Podéis elegir el método más sencillo ya que trabajáis con los peques, pero igual os atrevéis con otros más elaborados.
– Vidriado o acristalamiento
– Sugaring
– Decorar con acentos o tips
– Jaspeado
– Con fondant

VIDRIADO O ACRISTALAMIENTO: Esta es la tecnica que se toma como base y consite en cubrir la galleta con el glaseado, es la más extendida.

SUGARING: Esta técnica consiste en utilizar azúcar granulado, par ello tendremos que tener como base la glasa, la cual nunca debe de esta seca, ya que sino el azucar no se pegaría, presionamos con total suavidad que quede adherido.

JASPEADO. Esta técnica consiste en dibujar con el glasé más fluido sobre la base y mezclar varios colores o no.

ACENTOS O TIPS. Esta ténica consiste en añadir pequeñas decoraciones de azúcar que podemos encontrar en cualquier supermercado, como bolitas, corazones, circulos, perla, etc, para pegarlas utilizaremos el glasé del mismo color que la base para que no resalte.

CON FONDANT, En esta técnica lo que se hace es añadir formas con fondant a las galletas, ya sean de a misma forma que tiene la galleta o pequeñas inserciones, para pegarlas sobre la galleta es ideal con golden syrup.

CALDY MELTS: Es una cobertura de sabor vainilla y otra de chocolate que comercializa wilton y co la que podemos cubrir o realizar pequeñas decoraciones en nuestras galletas, se derrite en el microondas, tal y como indica el paquete, ya sea dentro de las mangas pasteleras o bien en un bol. Aportan una cobertura lisa y brillante.

Sea como sea, estoy segura que los pequeños se lo pasarán muy bien cocinando con vosotros estas estupendas galletas, y después de eso, seguro montáis una estupenda merienda de Pascua!!

Fuente imagen:

Food and Cook by trotamundos



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



  3 comentarios en “COCINANDO CON LOS NIÑOS: GALLETAS DE PASCUA”

  1. su pagina está muy interesante, ya que cuido a mi neta y tiene cuatro años y en ocasiones no encuentro en que entretenerla y felicidades por su ingenio y creatividad

  2. Las ideas son fascinantes !!

 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)