Jul 262013
 

estres

El Burnout es una patología severa, relativamente reciente, que está relacionada con el ámbito laboral y el estilo de vida que se lleva. Es un trastorno emocional provocado por el trabajo y conlleva graves consecuencias físicas y psicológicas cuando el fenómeno se somatiza. La ansiedad o la depresión que provoca dan origen a numerosas bajas laborales. Cuando decimos que el profesional está quemado queremos expresar que la situación le ha desbordado, y su capacidad de adaptación ha quedado reducida.

La ansiedad laboral desemboca en burnout. En ocasiones se puede experimentar astenia y agitación al mismo tiempo (tics nerviosos, temblor de manos); palpitaciones; taquicardia y pinchazos en el pecho; aumento de la tensión arterial; dolores musculares, sobre todo en la zona lumbar; cefaleas; problemas digestivos; trastornos del sueño e inapetencia sexual. Estos síntomas terminan invadiendo la vida social y familiar del afectado, que opta por aislarse y quedarse solo.

Una de las principales características del síndrome es que se produce en profesiones que uno ha elegido libremente, es decir, son más vocacionales que obligatorias. El problema surge cuando los horarios no les permiten solucionar todo lo que quieren o que habían idealizado la profesión y la realidad no se parece en nada a lo que había imaginado que era.

Los bajos sueldos, los escasos incentivos profesionales o la pérdida de prestigio social son también factores que propician la aparición del Burnout.

Los tres componentes que dan aparición al síndrome son los siguientes: agotamiento emocional, despersonalización y bajo logro o realización personal en el trabajo .
Cansancio Emocional: se caracteriza por la pérdida progresiva de energía, el desgaste, el agotamiento y la fatiga. Este es el aspecto clave del “burnout”, el aumento en los sentimientos de agotamiento.
La Despersonalización: que se manifiesta en el desarrollo de actitudes negativas y sentimientos fríos e impersonales hacia los destinatarios del trabajo (clientes, pacientes, alumnado, etc)
La falta de realización personal: que consiste en la tendencia de los profesionales a evaluarse negativamente, y de forma especial esa evaluación negativa afecta a la realización del trabajo y a la relación con las personas a las que atienden. Los trabajadores se sienten descontentos consigo mismos, desmotivados en el trabajo e insatisfechos con los resultados.

Las consecuencias del burnout son importantes, tanto desde el punto de vista profesional (impuntualidad, abundancia de interrupciones, evitación del trabajo, absentismo, impuntualidad, falta de compromiso en el trabajo, un anormal deseo de vacaciones, una disminución en la autoestima, así como una incapacidad para tomarse a la escuela en serio, e incluso al abandono de la profesión); y por ende económico, como desde el aspecto humano. Las personas afectadas parecen presentar una mayor vulnerabilidad a padecer accidentes laborales, síntomas médicos (como depresión, hipertensión, alteraciones de tipo gastrointestinal…), pérdida de la voz e incluso abuso de drogas, incluyendo el tabaco. También influye en el rendimiento académico del alumnado. Téngase en cuenta que el alumnado percibe y evalúa la conducta del profesorado y actúa en consecuencia. Aunque el estrés ocupacional no es específico del profesorado, diversos estudios muestran que el burnout es un problema más importante en la profesión docente que en otras profesiones con similares demandas académicas y personales.

No existe ninguna medida paliativa o terapéutica que por si sola pueda hacer frente a este síndrome, pero sí podemos aprender a manejarlo para paliar sus efectos negativos. Para manejar el burnout es necesario desarrollar la capacidad de transformarse y de transformar. El requisito esencial para el afrontamiento está en promover y desarrollar las propias capacidades, destacando la autoestima y el control como los dos criterios de transformación. Y, sobre todo, es el apoyo social el que constituye una variable moderadora de los efectos del burnout, ya que con éste, los profesionales pueden sentir que sus actitudes y comportamientos forman parte todavía de alguna red social a la que pertenecemos y en la que somos valorados.



¿No quieres perderte ni un solo artículo de Actividades Infantil? ¡Te los mando a tu correo!

¡Suscríbete gratis a nuestra web!

Escribe tu dirección de correo:



  16 comentarios en “QUÉ ES EL SÍNDROME DEL BURNOUT Y CUÁLES SON SUS EFECTOS NEGATIVOS EN LA ACTIVIDAD DOCENTE”

  1. Tenlo en cuenta

  2. Gracias por todos sus aportes son muy valiosos para nuestra actividad docente, me gusta mucho recibir tantas sugerencias, tips, ideas y actividades que permiten realizar nuestro trabajo con más alegría, además de la información como esta des síndrome, que sería bueno que las autoridades las pusieran para ayudar dejando tanta presión.
    Gracias.,

  3. Gracias por todas y cada una de las actividades que nos presentan así como los temas que tratan, y sobre todo la meanera tan didáctica como los presentan lo que hace que quienes no somos docentes lo podamos aplicar a nuestros hijos especiales, en mi caso, síndrome de Down. De verdad muchas gracias.

  4. Super interesantisimo, conozco varios casos, ahora se a que se debe. Muchas gracias por este tipo de informacion.

  5. Gracias por tan valioso artículo. Sus enseñanzas son siempre tan valiosas. Son de gran fundamento científico y, a la vez, muy aplicables y prácticas.

  6. hola, y muchas gracias por toda la información,en general,que nos brindan

  7. Desde hace un tiempo que estoy con estos síntomas. Es frustrante, porque uno siente que le invade y no lo puede controlar. Físicamente uno se siente como aniquilado.
    Tengo estos días de vacaciones y trato de relajarme para retomar el siguiente periodo.

  8. es sumamente interesante y novedoso, conozco personas a quie podiia ayudar, ecesito mas iformacion , gracias por estar alli

    • Gracias a ti Alberto, por seguir nuestras publicaciones. Hay más enlaces sobre el tema en el apartado de “Salud docente”, te invito a que los revises. Un abrazo.

  9. Estoy en trata miento psiquíatrico y tengo los síntomas del bournut. Gracias por la nota publicada

  10. Hola buen artículo, gracias por compartir.

  11. Felicitaciones por hacernos conocer este síndrome al parecer tiene los síntomas tiene semejanza con el fibromialgia que también yo lo padezco y tenga tratamiento medicinal con lo que controlo.

  12. Excelente artículo!!!! Soy docente y me gustaría conocer más sobre el tema. Desde ya, muchas gracias!!!!

  13. Muy buen articulo. Se mencionan varios ejemplos, pero que tal cuando se trata de un cuidador. O sea, la persona encargada por mucho tiempo seguido de cuidar a una persona muy enferma. He leído que en un estado ofrecen asistencia, via organizaciones, que manejan y ayudan a una persona en esta situación (cuidador). La razón, es que se presentan estos mismos síntomas y se atribuye a el síndrome de quemado.

 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)