En el rincón de ciencias: Observamos el crecimiento de una planta

En el rincón de ciencias, los peques trabajan y experimentan directamente muchos procesos naturales que, de otra manera, no podrían comprobar por sí mismos. Es un espacio en el que podrán satisfacer su curiosidad natural y observar, manipular y experimentar con los objetos que en él encuentran. Es un pequeño laboratorio escolar.

Una de las actividades y/o  experimentos clásicos que más se realizan con los peques, es observar el crecimiento de una planta. Es la manera más directa para que los niños y niñas aprendan el proceso de germinación  y sean conscientes de los cuidados que necesitan las plantas para crecer.  Hay diversas maneras de realizarlo. Muy común es pedir a las familias que los alumn@s traigan envases de yogur vacíos, en los que se depositan unas “semillas” (lentejas, judías, césped, comida para pájaros, etc…) que, en muchos casos, se envuelven en un trozo húmedo de algodón y se introduce en el envase. En pocos días, que irán manteniendo húmedo el algodón, observarán como crecen los primeros brotes. En este caso, si el envase no es transparente, los peques solo podrán observar el brote verde. Si es transparente, podrán también ver algunas de sus raíces.

El experimento

En este caso, os traemos el experimento más fiel a la realidad natural. Se trata del mismo proceso, pero trabajado de una manera distinta, para que los niños y niñas puedan observar, de manera exacta, como crece la planta dentro de la tierra. Para ello, necesitaremos semillas, tierra, bolsas transparentes que se puedan cerrar, cinta adhesiva y agua. Cómo veréis es muy sencillo. En primer lugar, les daremos una de las bolsas para que pongan su nombre y, a continuación, les pediremos que llenen, ayudados de una cuchara de plástico, de tierra la bolsa, lo suficiente como para cubrir las semillas que pongamos en ellas. Una vez llenas, le pedimos que introduzcan las semillas y humedezcan la tierra con un poco de agua. Para finalizar, cerraremos las bolsas y las colgaremos a modo de “jardín colgante” en una ventana en la que de el sol. Y, después… A esperar!!

Dentro de la bolsa se producirá un microclima, que mantendrá la humedad de la tierra y hará que germinen y broten las primeras plantas. Al estar expuestas en bolsas transparentes, los peques podrán observar en todo momento, cómo van creciendo las raíces, como surge el brote y, finalmente, como crece la planta.

Para finalizar el experimento, utilizaremos unas macetitas que habremos preparado con barro en clase de plástica, para trasplantar la plantita y que se la lleven a casa para seguir cuidándola.

Si os interesan los experimentos para niños, no os perdáis cómo hacer una lámpara de lava casera.  A los peques les encanta!!

 

Fuente imagen: Pinterest.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp