La técnica del abolillado, un recurso para trabajar la grafomotricidad

El proceso de enseñanza de grafismos para luego introducir a los peques en el mundo de la lectoescritura es fundamental durante la etapa inicial.
Y por eso mismo, es indispensable que estén motivados y preparados para iniciar este camino, que sientan deseos de aprender a escribir.

¿Cómo podemos ayudar a los peques a iniciarse en este proceso?

Para los peques, realizar grafismos no es solo el resultado de deslizar un lápiz o un color sobre un papel, sino que además, representa la reproducción de una imagen visual. Para ellos es una experiencia cargada de emoción, en la que necesita poseer el dominio de los movimientos de su cuerpo, la representación del espacio y del tiempo y, haberse iniciado en el control de hábitos de atención.

Todo esto no es tan complicado si podemos captar su interés por medio de actividades lúdicas o plásticas divertidas y amenas.

Si no lo es, los peques no responderán de la manera esperada, comenzando a distraerse o entregando la actividad sin terminar.

El abolillado, un ejercicio más que divertido

Muchas son las actividades que les ayudarán a coger fuerza en sus manos y a desarrollar la prensión tanto fina como gruesa de sus dedos. Entre ellas: colocar objetos pequeños en una botella, modelar con masa de agua y sal, trozar o rasgar papeles de colores, uso de tijeras y tantas otras.

Pero aquí os presento un ejercicio que puede resultar muy entretenido para trabajar con peques de 3 a 5 años y que, además será útil para trabajar otras cuestiones como atención, ubicación espacial en el plano, colores y, creatividad.

Una de estas técnicas es el abolillado, que nos permitirá trabajar la motricidad fina y lograr que los peques mejoren la destreza en sus manitas.

Para aplicar esta técnica solo necesitáis  tiras de papel de seda de diferentes colores. La única consigna será realizar bolillas de papel y pegarlas en una hoja.

Esta actividad se podrá realizar varias veces haciendo más compleja la consigna para ir regulando la adquisición de hábitos y prensión de elementos.

Hay muchas opciones. Los peques pueden realizar bolas de papel y pegarlas:

  • En la hoja de manera libre.
  • Dentro de un recuadro, dibujo o, figura geométrica (dentro/fuera, geometría)
  • En el borde superior de la hoja (posición espacial)
  • A un costado de la hoja (lateralidad)
  • Las rojas sobre los bordes de la hoja y, las amarillas en el centro. (atención, ubicación espacial, colores)
  • Sobre las líneas (reconocimiento de principio, orden y fin de una sucesión de movimientos)
  • Dentro de un dibujo pegar bolillas de papeles de colores.

De vuestra creatividad y capacidad de mantener la atención en los peques dependerá la cantidad de variantes que podéis ofrecer. Este y otros ejercicios refuerzan el conocimiento que los niños van adquiriendo de manera paulatina y divertida.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto