¿Cuándo gatean los peques?

El desarrollo motriz de los peques pasa por diversas fases desde que nace hasta que camina por si solo. Una de esas etapas es la llamada fase del Gateo. Es una etapa de descubrimiento en la que, gracias a sus recién adquiridas capacidades (más fuerza y coordinación en brazos, piernas, manos y pies), los peques inician un camino de libertad de movimientos y exploran el mundo “desde el suelo”.

Dos son las leyes que rigen el desarrollo físico de un niño:

  • Una es la ley de desarrollo céfalo-caudal, según la cual el desarrollo se produce de arriba hacia abajo, es decir, que los peques pueden controlar antes los movimientos de su cabeza que de sus pies.
  • Y la otra es la ley de desarrollo próximo-distal, según la cual el desarrollo se produce desde el centro del cuerpo hacia afuera. Es decir, que controlará antes y mejor los movimientos de los brazos que de las manos.

Durante el primer año de su vida, los peques experimentan grandes avances en su capacidad de movimiento. Así pues, al principio, sus movimientos son inconexos y sin ningún tipo de coordinación, poco a poco va adquiriendo control sobre su cabeza y logran mantenerla erguida (alrededor de los 3-4 meses).

Más adelante, lograrán darse la vuelta solos si están sobre una superficie plana, y no mucho después lograrán mantenerse sentados sin ayuda (alrededor de los seis meses). En este momento, su desarrollo ha avanzado bastante y empiezan a  tener fuerza suficiente en brazos y piernas como para controlar diversos movimientos (sentarse solos), que les ayudarán a iniciar el proceso de gateo poco tiempo después.

Una vez que saben sentarse solos, aprenderán a arrastrarse y reptar hasta algún objeto que llame su atención. Es en este momento cuando podemos estimularlos ofreciéndoles diversos juguetes que los estimulen, ya que el paso que deben dar desde arrastrarse sobre la barriguita hasta separar el tronco del suelo y doblar brazos y piernas es mínimo.

Enseguida, sobre todo si nosotros los ayudamos, aprenderán que solo basta apoyar sus manitas en el suelo desde la posición de sentado y doblar las piernas hacia atrás, para iniciar el movimiento del gateo (alrededor de los nueve meses).  Será todo un descubrimiento para ellos, y le permitirá una libertad desconocida hasta entonces.

El gateo, permitirá a los peques adquirir fuerza en sus piernas y brazos que les servirá para empezar a agarrarse a objetos e incorporarse, manteniéndose de pie por si solos. Y, poco a poco, darán sus primeros pasos, al controlar mejor los movimientos de sus piernas y pies (entre 12 y 18 meses).

¿Cómo estimular a los peques para que se inicien en el gateo?

Todos los peques pueden gatear, si se dan las condiciones para ello. Solo se requiere libertad de movimientos y, sobre todo, permitirles que estén por el suelo. Pero este recorrido no empieza con el primer gateo, no. Hay que estimular a los peques desde los primeros meses. Ya desde la cuna, debemos proporcionarles juguetes con colores vistosos y sonidos, para que llamen su atención y estimulen sus sentidos y movimientos. Cuando la cuna se nos quede pequeña, es muy beneficioso para ellos el uso de un parque, en el que podemos colocar una manta de juegos y otros juguetes.  Allí podrán moverse tranquilamente, sin miedo a caídas, girándose, sentándose, incluso, haciendo sus primeros intentos por ponerse de pie. Todo ello fortalecerá progresivamente sus músculos y los preparará para el gateo.

Cuando están fuera del parque, debemos preparar un espacio para que el bebé se mueva con libertad y sin elementos que puedan suponer un peligro para él o ella. Lo ideal es jugar con ellos y motivarlos a que cojan algún objeto siempre y cuando tengan que desplazarse para llegar a el. Sentarlos en una esquina de la habitación, alejarnos un poco y llamarlos para que vengan con nosotros. Jugar con ellos a lanzarles la pelota, ya que deberán cogerla cada vez que se les escape, que será casi siempre.

Para amortiguar la frialdad del suelo, sobre todo si es en invierno, podemos poner una alfombra grande y gruesa, teniendo en cuenta que no debe arrugarse, ya que entonces dificultaría los movimientos de los peques.

La pelota de gateo

Uno de los juguetes estrella especialmente diseñado para los peques en esta fase de su desarrollo es la pelota de gateo. Inspirada en la metodología Montessori, que fomenta la libertad de movimiento y la manipulación de los objetos, tal y como dice su nombre es una pelota, pero con varias particularidades. La primera es que está realizada en tela de manera artesanal. La segunda es que está formada por una serie de piezas blandas que se unen formando una esfera, hecho que hace que rueden como una pelota normal, pero que tiene unos huecos que le permiten al peque cogerla fácilmente, sin que se les escape de las manitas cuando gatean con ella. Es el juguete ideal para que los niños y niñas se inicien en esta fase y la afiancen rápidamente.

Las podéis encontrar aquí, disponibles en diversos modelos.  Pelota Montessori especial para gateo 

¿Por qué mi peque aún no gatea?

Esa es la temida pregunta de todos los padres. ¿Por qué mi peque aún no hace esto…? ¿Por qué mi peque aún no hace lo otro? Y, es justo la que debéis no haceros nunca. Pensad que cada niño y cada niña es único y que tiene su propio ritmo de desarrollo. Así que, siempre que sean unos márgenes razonables, dejad que crezcan a su aire. Estimuladlos, jugad con ellos, motivadlos, disfrutad del proceso de ver a vuestro hijo o hija crecer sano y feliz,  y ya veréis como antes de que os deis cuenta los veis correteando por la casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto