No grites a tus peques, utiliza el reto del rinoceronte naranja.

El “Reto del Rinoceronte Naranja” consiste en aplicar diferentes estrategias para calmarnos y evitar gritarles a los peques. Este reto lo inventó una madre que no sabia cómo afrontar algunas situaciones cotidianas con sus hijos y cansada de tener que gritarles siempre, dejo de hacerlo de una forma original. Esta decisión la tomó debido que está demostrado que cada vez que se le grita a un niño le hace daño emocionalmente y esto marca su vida.

¿Porqué un rinoceronte naranja y no una jirafa azul?

Pues el color naranja representa calidez y al mismo tiempo energía. Es importante llevar una prenda con este color para recordarnos el reto y evitar que lo incumplamos. Por otra parte, el rinoceronte fue escogido por ser un animal que a pesar de ser tenaz, es muy pacifico, pero si es perturbado también llegan a mostrar un comportamiento agresivo.

¿En qué consiste el reto del rinoceronte naranja?

El reto dura 365 días, así es, todo un año  y la idea es que, durante ese tiempo, utilicemos diferentes estrategias que, ante un acceso de ira, controlarnos, tranquilizarnos y, aprender, poco a poco, a dejar de gritar. Es indispensable tener la voluntad para cumplir con el reto y, de hecho, podemos explicárselo a otras personas para sentirnos más motivados a cumplirlo y además, puede que ellos también lo apliquen con sus hijos. Tampoco hace falta imponerse un reto a tan largo plazo, con una semana, un mes…, ya hemos logrado nuestro propósito.

Antes de aplicar diversas estrategias, es necesario que exista buena comunicación con los peques, todo comienzo es difícil, pero podemos plantearnos metas más pequeñas como una semana y luego un mes, y otro hasta llegar al año.

A veces es complicado controlar un grito impulsivo, es por ello que la autora nos plantea diferentes ideas para evadir la ira y la rabia, ideas que pueden resultar en ocasiones algo graciosas para los peques como correr por la casa para liberar la tensión o imitar a un robot cuando hablamos con ellos. Otras opciones son un poco más serias, consisten en darte un momento y alejarte del problema cuando estés a punto de gritar, respirar profundo o contar hasta cien, inclusive susurrar en vez de gritar.

Recuerda siempre… Son niños, no puedes controlar lo que ellos hacen, pero si puedes controlar tu reacción.

Fuente imagen: The orange rhino official.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp