Una técnica Montessori para trabajar las emociones: La mesa de la Paz

La mesa de la paz es una estupenda técnica de estilo Montessori que nos permite trabajar con los peques la educación emocional. Es muy importante llevar a cabo con los peques una adecuada educación de las emociones.

Si no se recibe adecuadamente, puede suponernos problemas de adultos. Por ejemplo, el enfado es una de las emociones más difíciles de gestionar para la mayoría de los adultos, si no se aprendió cómo hacerlo en sus primeros años de vida. La actividad que os presentamos a continuación, ayudará a los peques a controlar esta emoción que tanta dificultad de control tiene durante la niñez.

Educar para la paz es uno de los principios de la Metodología Montessori . A partir de ese principio, se pensó en una forma sencilla, positiva y constructiva, con la que los peques pudiesen resolver conflictos internos y externos cuando estén agobiados, de ahí nació la idea de la: Mesa de la Paz.

¿Qué elementos componen una mesa de la paz?

Cada objeto puede variar según la disposición que tengáis para conseguirlos, lo importante es no perder el propósito de cada elemento.

  • Una mesita del tamaño del peque.
  • 2 sillas adecuadas al tamaño de la mesa.
  • Un objeto agradable para sostener en las manos (este debe simbolizar paz, puede ser un corazón pequeño de goma).
  • Reloj de arena o en su defecto una bola de nieve.
  • Una campanita, cuenco tibetano o algún objeto con sonido agradable y de fácil uso para los niños que marque el fin del conflicto.

¿Cuál es el uso correcto?

En el momento en que el conflicto se presenta, ambas partes se sientan a la mesa y uno de los integrantes toma el objeto agradable. En ese momento se marca con el reloj de arena (en su mayoría duran un minuto) el tiempo que tendrá para expresar cómo se siente. Si se necesita de más tiempo debe ser dicho previamente. A continuación, el siguiente integrante repite la misma acción y cuando se ha finalizado la resolución del conflicto, se hace sonar la campana o instrumento seleccionado. Es importante que al levantarse, ambos lo hagan con la seguridad que todo ha quedado resuelto.

Si el conflicto del niño es interno, se pueden agregar a la mesa libros, como el ya conocido «El monstruo de colores» u hojas en blanco que le permitan al niño hacer un dibujo de sus emociones (según la edad). Darle espacio al peque de hacerlo a solas es lo más conveniente, sin dejar de supervisar a distancia por si necesita ayuda.

Este fantástico y educativo recurso pedagógico se puede implementar en cualquier aula u hogar. Algo que siempre debéis tomar en cuenta, es que no se debe obligar al peque ir a la mesa como castigo o se perderá el propósito de esta valiosa técnica.

Fuente imagen: Altermetodo

UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto