Expectativa vs realidad en peques autónomos e independientes

Muchas veces esperamos que nuestros hijos sean peques autónomos, pero la realidad dista mucho. Nuestra amiga Karla, ha hecho una interesante reflexión sobre el tema. Os la dejamos a continuación.

Si buscáis en vuestro navegador favorito sobre métodos para ayudar a vuestros niños a ser independientes y autónomos, os encontraréis con imágenes de peques haciendo diferentes tareas a la «perfección y con pulcritud», sea sirviéndose el desayuno o colocando los juguetes en su lugar. Pero…

Como padres, hay que reconocer que la realidad es diferente. Cuando decidimos iniciar las fases de independencia en nuestros hijos, a veces puede ser algo frustrante, pero con cariño y paciencia veremos poco a poco los resultados.
Decidir qué ropa se pondrán es una de las primeras tareas que a los peques ¡les encanta! El poder de elegir les brinda una sensación de autonomía que enriquece su autoestima. Aunque,  en ocasiones, os van a pedir que lo hagáis vosotros mismos, tan solo porque no les apetece hacerlo. Por lo tanto, en ese momento debéis recordar quién es el adulto y con amor acompañar al niño, proponiendo algunas actividades para que luego él decida. De esta manera le damos a entender que estamos para ellos, sin interferir en su aprendizaje.

Sobreprotección vs Desarrollo de la autonomía en el niño

Aproximadamente a los 2 años, es cuando los niños empiezan a experimentar su entorno con más libertad, debido a que a esta edad, en su mayoría, caminan sin la ayuda de un adulto, comen solos, etc. Pero en esta etapa, algunos padres (por lo general primerizos) cometemos el error de creer que el niño por su corta edad, aún no puede hacer cosas por sí solo. Y esto ralentiza su desarrollo y su proceso de aprendizaje.

Creemos que estamos protegiendo, cuando en realidad sobreprotegemos al peque. Esta sobreprotección dará lugar a inseguridades y miedos que los deja frustrados. Sin embargo, esto no significa que los niños al aprender nuevas habilidades sean inmunes a la frustración, pero les es más fácil comprender que cada tarea nueva, requiere paciencia y perseverancia, teniendo la certeza de que sus padres les acompañarán con amor y respeto.

La independencia o autonomía en los niños, no es un «método que nos desliga de las responsabilidades sobre ellos», sino, que es una etapa para compartir y enseñar nuevas habilidades, celebrar sus logros, crear recuerdos maravillosos, verlos crecer con naturalidad en un entorno favorable. Apoyar el desarrollo de la autonomía toma tiempo, pero sus resultados son satisfactorios a largo plazo, ver como nuestros peques afrontan nuevos retos con motivación (aunque tan solo sea caminar en un cuarto oscuro para encender la luz) es un logro que se debe celebrar, animándole a que siga haciendo esas y otras cosas más que le aportan a su crecimiento.

No olvidéis, ser padres también requiere educación continua…

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp