¿Qué es el trastorno de déficit de atención? ¿Cómo tratarlo?

El trastorno de déficit de atención o TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se define como una alteración en el mantenimiento de la atención. Este problema también puede provocar un exceso de actividad motora de forma impulsiva e inestabilidad emocional y falta de motivación para realizar algunas actividades.

Por lo general, este trastorno se detecta en los primeros años de vida de las personas, aunque, también podemos observarlo en adultos.

Hay peques que no prestan atención y  que se distraen con facilidad. Esto dificulta y retrasa su proceso de aprendizaje. Se calcula que un 5 % de los niños padecen este trastorno. La característica más común es que inician una actividad pero no la acaban, ya que pierden el interés de manera rápida.

El trastorno de déficit de atención tiene su origen por diferentes factores: genéticos, daños cerebrales y algunas sustancias que producen este tipo de conductas.

A continuación se presentan algunas indicaciones para que los padres, docentes y familiares tengan una mejor interacción y sepan cómo tratar a los niños que presentan este trastorno.

Cómo atender a un peque con trastorno de déficit de atención

  • Lo ideal es que un profesional se encargue de diagnosticar al niño y le asigne el correcto tratamiento lo antes posible, ya que este trastorno puede generar alteraciones en su autoestima e inseguridad.
  • Motivar al niño a mantener una buena conducta, para ello podemos felicitarlo cuando tenga un buen comportamiento y así sabrá que llama nuestra atención con acciones positivas y no con malas actitudes. La familia es clave, ya que serán sus integrantes quienes les brindarán la seguridad y estabilidad a través de comprensión, respeto, apoyo incondicional y cariño.
  • Una vez diagnosticado el niño, es recomendable que se lo comuniques a la docente para que sea comprensiva con el comportamiento del niño, lo ayude a controlar algunos de los síntomas del trastorno y lo integre en el aula sin que sus compañeros lo rechacen.
  • La relación con el médico también es importante, el niño debe sentirse motivado a ir a las consultas, para que así se pueda manejar mejor sus miedos, tome sus propias decisiones y tenga una actitud positiva.
  • Hay diferentes ejercicios que pueden hacerse con estos niños para captar su atención y mejorar su concentración, es recomendable que cuando hables con ellos los mires a los ojos para evitar que se distraigan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto