¡Como el Grinch robó la Navidad!

¡Cómo el Grinch robó la Navidad!, de Dr. Seuss y editado por Beascoa es un trepidante cuento navideño que nos presenta al malhumorado Grinch que detesta la Navidad. Publicado originalmente en 1957, el Grinch logró conquistar el corazón de muchos lectores y a día de hoy este personaje egoísta y gruñón los sigue conquistando. 

A todos los Quien

de Villaquien

la Navidad les encantaba…

Pero al Grinch, 

que vivía justo al norte de Villaquien, 

¡NO le gustaba nada!

¡El Grinch odiaba la Navidad! ¡Toda la temporada!

No me preguntéis por qué. No había razón justificada.

Tal vez tuviera un tornillo mal ajustado.

Tal vez llevara un zapato demasiado apretado.

Aunque yo creo que el verdadero motivo 

es que tenía el corazón dos tallas encogido.

Así se inician las aventuras de este personaje que encarna todo lo que la Navidad no debería tener. Egoísmo, intolerancia, desapego y consumismo, sin ninguna otra preocupación que su propio bienestar.

Y es que el Grinch detestaba tanto la Navidad que no podía soportar que la gente estuviera contenta y quisiera decorar sus casas y «hacer ruido» con sus villancicos. Y, entonces se le ocurrió una idea maravillosa y espantosa…

Se vistió de Papá Noel y disfrazó a su perro Max de reno. Después, cogió unos sacos y se subió a su trineo rumbo al pueblo de Villaquien con no muy buenas intenciones. Cuando llegó a la primera casa, se metió por la chimenea y llenó su saco con todo lo que encontró. No dejó nada, hasta el árbol de Navidad se llevó. Así una tras otra. Y, con los sacos llenos, a la cima de su montaña se encaminó. Pero… Lejos de enfadarse, el pueblo de Villaquien la Navidad celebró. Y entonces el Grinch…

Bueno, no os desvelaremos lo que pasó con el Grinch y sus vecinos para no estropearos la historia, no contamos más. Solo os diremos que dicen en Villaquien que su pequeño corazón aumentó tres tallas aquel día. Y es que la Navidad es mucho más que los regalos.

Pero, para saber que ocurrió, deberéis leer el cuento. Y os recomendamos que no os lo perdáis porque no le falta nada. Aventura, diversión, rimas muy graciosas y un final repleto de buenos valores.

No os perdáis estos dos fantásticos cuentos cortos navideños para los peques.  Dos cuentos para Navidad

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!
Whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto



    Whatsapp