Creciendo con fortaleza. Herramientas para educar la resiliencia emocional desde la infancia

blank

La resiliencia emocional es la capacidad de adaptarse y superar las adversidades y desafíos que la vida nos va presentando. Esta habilidad es fundamental para el bienestar emocional y psicológico de las personas y se debe trabajar durante toda la vida. Por ello, es necesario empezar a educar la resiliencia desde la infancia, ya que permite a los peques desarrollar herramientas que les ayudarán a enfrentar situaciones difíciles con mayor facilidad y, también, a recuperarse de las mismas de manera rápida y positiva emocionalmente. La educación emocional, por su parte, es el proceso mediante el cual los niños aprenden a reconocer, comprender y gestionar sus emociones, así como a empatizar con los demás. Fomentar estas competencias en los niños les proporciona una base sólida para un desarrollo integral y equilibrado.

Existen herramientas para trabajar la resiliencia emocional tanto en casa como en la escuela. Os explicamos algunas de ellas a continuación:

Herramientas para Trabajar la Resiliencia Emocional 

  • Mindfulness y Meditación. En la escuela se pueden integrar sesiones cortas de mindfulness durante el horario escolar, intercalando con diversas asignaturas para llevar a los peques a un estado de calma y meditación. Y, en casa, se pueden trabajar ejercicios de respiración consciente con todos los miembros de la familia. De esta manera, también estaréis trabajando los lazos emocionales entre todos.
  • Narración de Cuentos. Otra estupenda herramienta para trabajar, tanto en la escuela como en casa, es la narración de cuentos en las que los personajes deban superar adversidades y problemas y puedan salir airosos y acaben con finales felices.
  • Juego de Roles. Al igual que la anterior, esta herramienta nos permite jugar a ser diferentes personajes que enfrentan diversas situaciones y emociones, y que buscan las soluciones a los problemas para salir de manera positiva de ellos. Tanto en casa como en la escuela, se pueden realizar actividades de dramatización con los peques.
  • Diario Emocional. En la escuela podemos animar a los peques a iniciar un diario en el que puedan escribir o dibujar sus sentimientos cada día. «¿Cómo me siento hoy?» Y, en casa también, pero además, es importante animar a los peques a expresar sus emociones a través de conversaciones en familia y luego reflejándolo en un diario emocional todos juntos.
  • Técnicas de Resolución de Problemas. Tanto en la escuela como en casa, debemos enseñar a los peques los pasos para resolver problemas en situaciones cotidianas. Ayudados por los profesores y por los padres, los niños deberán aprender a detectar el problema, analizarlo y buscar la mejor solución al mismo.

Consejos para las Familias

  • Escuchar Activamente. Dedica tiempo para escuchar a tus hijos sin interrupciones, validando sus sentimientos y experiencias.
  • Fomentar la Autonomía. Permite que los peques tomen decisiones adecuadas a su edad para aumentar su confianza y capacidad de tomar decisiones.
  • Modelar la Resiliencia. Demuestra con tu propio comportamiento cómo manejar el estrés y los desafíos de manera positiva.

Juegos para peques de Infantil (3, 4 y 5 años)

  1. El Globo Emocional
    • Objetivo: Ayudar a los niños a identificar y expresar sus emociones.
    • Material: Globos de colores, rotuladores.
    • Cómo llevarlo a cabo: Cada niño recibe un globo que debe inflar (con ayuda si es necesario) y dibujar una cara que represente cómo se sienten (feliz, triste, enojado, etc.). Luego, en círculo, cada niño comparte su «globo emocional» y explica por qué eligió esa emoción.
  2. La Caja de la Calma
    • Objetivo: Enseñar a los niños técnicas de autorregulación emocional.
    • Material: Caja decorada, objetos relajantes (pelotas anti-estrés, libros, peluches, botellas sensoriales).
    • Cómo llevarlo a cabo: En un rincón tranquilo del aula o de la casa, se coloca la «Caja de la Calma». Los niños pueden usarla cuando se sientan abrumados. Pueden elegir un objeto de la caja para ayudarse a calmarse y reflexionar sobre sus emociones.
  3. El Árbol de los Logros
    • Objetivo: Fomentar la autoestima y la confianza en sí mismos.
    • Material: Papel grande, hojas de papel de colores, pegamento.
    • Cómo llevarlo a cabo: Dibujar un árbol grande en un papel y, cada vez que un niño logra algo (como compartir un juguete, resolver un problema, etc.), escribe o dibuja su logro en una hoja de papel de color que luego se pega en el árbol. Al final de la semana, el árbol se llenará de logros, destacando los esfuerzos y avances de cada niño.

 

Como conclusión, podemos decir que la resiliencia emocional es una competencia esencial para el desarrollo integral de los niños. Educar esta habilidad desde la infancia a través de herramientas y actividades prácticas tanto en la escuela como en el hogar les proporciona una base sólida para enfrentar los desafíos de la vida con fortaleza y adaptabilidad. Fomentar la educación emocional y la resiliencia no solo contribuye al bienestar emocional de los niños, sino que también les prepara para ser adultos equilibrados y empáticos. Crecer con fortaleza implica aprender a reconocer y gestionar las emociones, enfrentar las adversidades con una actitud positiva y desarrollarse en un entorno de apoyo y comprensión.

Para aprender más sobre educación emocional también te aconsejamos aprender Cómo elevar la autoestima de nuestros peques. Y, para ello qué mejor que un estupendo juego para trabajar la educación emocional de manera muy divertida y manipulativa, facilitando así, el aprendizaje de las emociones con nuestra Ruleta de las emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto