La evaluación de los rincones en el aula de infantil

La evaluación de los rincones en el aula de infantil.

Al organizar el aula por rincones, partimos de un análisis del contexto, espacio, materiales, de los propios niños; es decir, realizamos una reflexión inicial que nos va a servir de punto de partida de nuestra evaluación continua y que nos llevará a la comprobación del avance en el proceso educativo.

Si este modelo didáctico ofrece espacios de juego capaces de crear un ambiente que le permita al niño realizar actividades diversas e interesantes que favorezcan el desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo y social, así como la adquisición y el desarrollo del lenguaje (tan importante en esta etapa), estaremos en condiciones de evaluar, en consecuencia, el desarrollo integral del alumnado.
A la vez, en cada uno de los rincones se están posibilitando unos aprendizajes específicos que permiten observar aspectos concretos del desarrollo. Así, el rincón de movimiento, donde se dan juegos con un claro componente motor, especialmente importante para los primeros años de vida, influirá en el conocimiento de nuestro propio cuerpo y de nuestra imagen corporal. El rincón de juegos simbólicos (casita, médicos) posibilitará el representarse la realidad, potenciará el uso más elaborado del lenguaje, conocer los personajes que se interpretan y, por tanto, la asunción de roles sociales, compartir una situación. Los juegos del rincón de construcción suponen la manipulación de piezas para construir algo, facilitan aprender a marcarse una meta, a buscar soluciones ante un problema, etc.
La evaluación del modelo y de los aprendizajes que en él se dan tiene como finalidad transformar, mejorar, reajustar y adaptar los rincones a los momentos por los que avanzan nuestros niños y niñas. Por tanto, esta evaluación supone tratar de ajustar nuestra práctica al proceso de aprendizaje-desarrollo de nuestro alumnado, así como la mejora de nuestra función pedagógica, de nuestra formación como docentes.
La mejor técnica para evaluar cualquier estrategia metodológica que se utilice en educación infantil, y por tanto también los rincones, es la observación directa por parte del adulto. Es la que se suele utilizar cuando se pretende recoger información sobre ambientes, sujetos, procesos, interacciones, comportamientos. El papel del adulto en la observación es fundamental, ajusta y reajusta la ayuda, guía, sustenta todo el proceso de aprendizaje. Es el adulto quien conoce a los niños y quien les ayuda a conocerse, a avanzar en su desarrollo, a que construyan su propio aprendizaje y participen e intervengan en la mejora del aula.

La importancia de la observación en el aula.

Observar es algo que solemos hacer las maestras de manera casi automática. Esta observación continua y libre, no sistemática, es muy importante porque supone que estamos atentas a lo que pasa en el aula y ello conlleva la creación de un clima de seguridad y confianza, así como la intervención del propio adulto en situaciones que lo requieran y en el momento adecuado.
Este tipo de observación, que no delimita el contenido observable ni condiciona hacia dónde mirar , es básico en toda la etapa y fundamental en 0-3, ya que nos encontramos con niños muy pequeños que necesitan constantemente la presencia activa del adulto que interactúe con ellos, que les apoye en su desarrollo.
Pero hay otro modo de observar más sistemático, más específico, en el que nuestra atención va especialmente dirigida a lo que nos interesa evaluar, es una actividad intencional.
Precisamente la sistematización del proceso es una condición esencial de la auténtica evaluación. No se trata, sin embargo, de estandarizar. Se trata de saber qué queremos, qué ponemos en juego para conseguirlo y cómo lo estamos realizando para que los pequeños vayan avanzando en su desarrollo. Hemos de tener muy claro qué vamos a evaluar en concreto y por qué. Hay muchos pormenores que evaluar y no todos podemos observarlos a la vez, por lo que es necesario saber qué es relevante observar y cuándo observarlo para comprobar si se están consiguiendo o no, y hasta qué punto, los objetivos propuestos para esta etapa.
Es nuestra intención, desde este artículo, colaborar en la orientación de algunas pautas concretas para observar y evaluar los rincones.

¿Qué observar en los rincones?

Dividimos los aspectos observables en dos grupos. En primer lugar, evaluamos el funcionamiento de la clase, aspectos generales tales como la organización espacial del aula, la idoneidad de su ubicación para la actividad o juego que se realiza en ellos; el uso de los materiales y el equilibrio de éstos, tipo de materiales, adecuación a las edades, etc.; la actuación del adulto, planificación, su intervención en el juego…
En segundo lugar, y no por ello menos importante, el proceso de aprendizaje-desarrollo de cada alumno y cada alumna: la interacción, el juego, el grado de autonomía, el apego, la autoestima.
Observar a un alumno en particular, cómo se desenvuelve en el aula, sus interacciones con los adultos y los iguales, cómo usa el lenguaje, etc., es importante para atender a cada uno de ellos.
También observamos un rincón determinado, qué procesos cognoscitivos se generan en nuestros alumnos, qué conductas desarrollan en ese rincón, qué tipo de relaciones se dan, el uso del material, etc.

Pasos en la observación de un rincón

– Decidir los aspectos del proceso educativo que queremos evaluar.
– Observar durante al menos 5-10 minutos cada vez.
– Realizar la observación unas 3 veces en 15 días.
– Recogida de datos de las observaciones.
– Análisis, reflexión e interpretación de los datos.
– Introducción de las mejoras necesarias.

Los datos de las observaciones se pueden recoger a través del registro anecdótico: una ficha en la que por una cara se intenta describir de la manera más fidedigna posible el evento acontecido y por la otra cara la interpretación personal de la observación. También se pueden utilizar las grabaciones de vídeo para analizar más detenidamente y con más detalle lo que ocurre en el aula; e incluso un diario de clase. En ciertas ocasiones es posible utilizar alguna escala de evaluación elaborada por nosotros mismos, donde podamos anotar si la actividad en cuestión la realiza solo, con la ayuda del adulto o con la ayuda de algún compañero .
Es totalmente necesario, si desde la evaluación se pretende mejorar la práctica educativa, que el equipo docente tenga un papel fundamental no sólo en la planificación del proceso educativo, sino también en la evaluación de los rincones. El análisis, la reflexión e interpretación de datos por parte del equipo, será muchísimo más fecundo que haciéndolo en solitario; las aportaciones de los compañeros y compañeras, el intercambio de ideas, el compartir diversas experiencias, hará que haya un mayor enriquecimiento del equipo en particular, y del centro educativo en general.
En definitiva, son muchas y muy amplias las observaciones que podemos realizar en los rincones, pero cada equipo docente ha de establecer  los criterios, las pautas de evaluación para el contexto concreto en el que se encuentra su escuela infantil. Para realizar esta tarea, es preciso partir de una reflexión sobre qué nos proponemos conseguir en los rincones y cómo éstos son una estrategia metodológica que, además de atender a cada niño o niña individualmente a la vez que posibilita las relaciones entre iguales, promueve, entre otras cosas, la mejora de nuestra práctica docente, siendo, en sí misma, un modelo de evaluación desde la reflexión-acción.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!
Whatsapp

7 COMENTARIOS

  • florentina dice:

    es muy interesante ,pero q pasa cuando un niño o una niña recorre varios rincones no se centra en un solo rincon

  • florentina dice:

    es correcto o debe centrarse en un solo rincon

  • Evita dice:

    Me encanta que tengáis en cuenta el 0-3!
    Parece que las escuelas infantiles 0-3 están comenzando a tomar la importancia que yo siempre les he dado!
    Un saludo.

  • Gina dice:

    Yo creo que en la etapa 0-3 no hay que ser tan » Rigidos» y respetar el cambio de rincon , ya que es una necesidad del niño/a . Yo mientras observaba si veia que un niño/a se cambiaba de rincon, me acercaba y le preguntaba si ya no queria seguir en el que estaba antes y el porque, luego le decia que recojiera el material antes de ir al otro rincon. Siempre intento que antes de cambiar me expliequen el porque y el orden , sobre todo no llevar el material de un rincon a otro. Luego ya » evaluo» si es constante en un rincon, disperso..etc…pero siempre el respèto por sus interes. Si son de más de 3 años, cada niño tiene una medalla y hay que hay grupos de juego que cada semana cambia, asi todos pasan por los distintos rincones. Es más » impuestos» digamoslo asi…

    • Actividades infantil dice:

      Hola Gina, estoy de acuerdo contigo en que la «rigidez» debe ir en consonancia con la edad. Los más pequeñitos deben de vivir más libremente su actividad en los rincones, pero conforme se hacen más mayores debemos ir dando normas a seguir, ya que sino de otro modo la clase se podría convertir en un verdadero caos. Lo que comentas de las medallas que se ponen para delimitar el rincón que toca un día concreto lo he visto y la verdad es que una vez que tienen el hábito funciona bien. Un saludo. 😀

  • Malka dice:

    Cada uno de los rincones son ambientes de aprendizaje, donde el niño puede aprender a través del juego, la exploración, observación y manipulación de objetos.
    La utilización de los rincones debe ir de acuerdo a la programación de las clases o a partir de los intereses del niño, es decir, su estado de ánimo, capacidades y virtudes.
    El niño aprende a usarlas, cuando la/el docente dé las instrucciones y las normas de orden y comportamiento, de lo contrario no pueden usarlas pero el fin no es ese, simplemente es desarrollar las potencialidades del niño en las diferentes áreas del conocimiento. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto



    Whatsapp