TRABAJANDO LA EXPRESIÓN CORPORAL: EL JUEGO DRAMÁTICO

 

©Tiffany Jill Photography

©Tiffany Jill Photography

El juego dramático es la pedagogía de la acción que responde a los dos polos más importantes de la persona: la expresión de si misma y la comunicación con el otro. Pedagogía que debe ocupar un lugar específico en la educación, reemplazando el saber y el saber hacer por el saber ser”  (Gisele Barret).

En este juego, los intereses de la actividad se centran en que los niños encuentren su acción personal, su interacción con los demás, sus modos de expresión, de comunicación y de invención.

La metodología usada para este tipo de actividades es el juego, como actividad lúdica, fuente de placer y conquista de nuevas habilidades.

Los objetivos didácticos serán fijados desde tanto desde perspectivas personales como colectivas.

Como experiencia personal a través de la acción el niño puede decir lo que es y lo que quiere, puede descubrir su sensibilidad personal y las posibilidades comunicativas del cuerpo, la voz, el movimiento, el gesto, la música, el color, las formas, recreando la realidad y ampliando su experiencia.

Como experiencia colectiva se hace consciente de la clase como grupo, esto exige sintonía. La presencia de los demás engendra una dinámica en donde ante una cuestión de interés común, las imágenes y las acciones de cada uno se enriquecen y se modifican por la interacción.

Como actividad de naturaleza teatral, el juego dramático permitirá cauces a la expresión del desarrollo de aptitudes en los diferentes lenguajes e impulso de la creatividad.

LA CREATIVIDAD.

La creatividad se manifiesta solo cuando uno no tiene que preocuparse por el éxito o fracaso personal y de la imagen de uno mismo ante los demás, es decir, en un “ámbito lúdico” en donde la conciencia creativa pueda manifestarse plenamente. Por ello hay que poner atención a las propuestas para evitar la rigidez o el bloqueo y hacer un diagnóstico del grupo y de cada miembro al hacer la programación, poniendo atención a “como se juega”, es decir, dar importancia al proceso y no al resultado.

Es necesario crear el ambiente y buscar el placer en la actividad para que sea alegre y gozosa, pues una actitud relajada, de confianza, facilita el contacto con otros y ayuda a enfrentar obstáculos.

Así, el juego dramático impulsado por la creatividad  fomenta:

-Fluidez en la manifestación de ideas.
-Flexibilidad para adaptarse a situaciones nuevas y verlas desde puntos de vista diferentes.
-Originalidad en el pensar, hacer y sentir, dando respuestas no previsibles y la elaboración de tareas cada vez más complejas.

UN TALLER DE JUEGO DRAMÁTICO nos permite trabajar con todos los recursos expresivos del ser humano y sus correspondientes lenguajes: oral, corporal, plástico y rítmico-musical.

Los pasos que seguiremos para llevar a cabo un taller de este tipo son los siguientes:

1.- Juegos preliminares , para motivar a los alumnos, donde el carácter lúdico y sorpresivo de los juegos planteados nos permitan captar la atención de los participantes para despertar todos los mecanismos y facultades. El objetivo es crear el clima ideal, el ambiente óptimo, la disposición personal y colectiva adecuada para realizar el trabajo posterior.

2.- Juegos de sensibilización, para que los participantes respondan constantemente a los estímulos sensoriales de su mundo personal y del mundo circundante. Para poder cultivar la capacidad de observación y el caudal receptivo y poder estar abierto al mundo que nos rodea y al no menos apasionante de nuestro cuerpo con el que sentimos casi siempre, pero nos olvidamos sentir.

3.- Creatividad corporal para la toma de conciencia del propio esquema corporal, la relación del cuerpo con el espacio, los objetos físicos y los cuerpos de otras personas. Aquí se trasciende el puro ejercicio físico para llegar a un ejercicio de expresión.

4.- Improvisación para sumergirse en situaciones inesperadas y poder traspasar por la piel de infinidad de personajes. Es un entrenamiento para la agilidad mental que ayuda a resolver lo normal o insólito cotidiano.

5.- Dramatización que utiliza la improvisación y el esquema dramático para su desarrollo y que puede tomar como tema algún motivo de los apartados anteriores o un sueño, una experiencia, un texto dramático……

En la programación de las actividades se tendrá siempre en cuenta el desarrollo evolutivo del niño .Empezaremos con los más pequeños a trabajar con temas generales, a ser posible elegido por  ellos mismos, y  conforme vaya avanzado la edad de nuestros alumnos, vamos poniendo más incapié en la parcialización de ese tema general, apareciendo de este modo los personajes y la historia.

Fuente imagen: http://iquitcountingstock.deviantart.com/

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

6 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp