COMO REALIZAR LA UNIDAD DE PROGRAMACIÓN DE UN PROYECTO EDUCATIVO

El término unidad didáctica no es reciente, de una u otra forma se ha venido empleando a lo largo de las últimas décadas para hacer referencia a un modo alternativo de organizar los conocimientos escolares y las actividades relacionadas con los mismos. Frente a la opción tradicional, caracterizada por la organización en lecciones concebidas según la estricta lógica de las disciplinas científicas, la organización del currículum en unidades didácticas supone la adopción de otros criterios para la selección de un objeto de estudio como son su nivel de significatividad, su capacidad para interrelacionar conocimientos no necesariamente disciplinares o su capacidad de implicar activamente a los alumnos. Aquí es donde aparece el trabajo por proyectos.

 La estructura de la unidad didáctica  del proyecto,  tiene  los mismos elementos curriculares (objetivos, contenidos, actividades, criterios metodológicos y de evaluación, etc.) añadiendo tan sólo mayor especificidad y una temporalización más rigurosa. Con lo que dicha estructura dice poco acerca de cómo la unidad didáctica pretende asegurar un aprendizaje significativo de la información que se va a plantear al alumno. Pero además de estos punto, es fundamental tener en cuenta los nuevos conceptos psicológiocos en los que se fundamente el movimiento constructivista  (andamiaje, constructivismo, zona de desarrollo próximo, conflicto cognitivo,…) .

Aprendizaje Significativo.
El modelo constructivista-interaccionista ha provocado un cambio en la concepción de los procesos de enseñanza y aprendizaje, al decantarse por una visión de la educación en la que se valora la acción del alumno para alcanzar los objetivos formativos por medio de la comprensión, y no de la simple memorización sin sentido.

Ello se concreta en el llamado Aprendizaje Significativo (Ausubel, Novak,…). Este tipo de aprendizaje precisa primeramente partir del nivel del alumnado, teniendo en cuenta tanto su desarrollo evolutivo como sus conocimientos previos, y en segundo lugar debemos dotar al contenido de una lógica que facilite la adquisición por parte del alumnado. Obtenemos así la significatividad psicológica y la significatividad lógica, que junto a la motivación, son los tres requisitos del aprendizaje significativo.
Para alcanzar la mencionada motivación, debemos procurar que los contenidos se encuentren conectados con los intereses del alumno, para lo cual es importante que resulten funcionales, es decir, que el alumnado vea su utilidad en la práctica, tanto por si mismos como en prerrequisitos futuros.

Estaríamos por lo tanto, promoviendo el aprendizaje desde la situación real del alumno, siendo una educación adaptada a sus características, en definitiva, una educación personalizada.

Además, debemos preparar al alumnado para que logre este aprendizaje significativo cada vez de forma más autónoma, por lo que un principio fundamental sería el “aprender a aprender”.   Para que ello sea posible, es necesario que el alumno cuente con la ayuda o mediación de un tercero, ya sea este el profesor u otros alumnos, que desde una situación superior proporciona, por interacción con el alumno, las ayudas para que se pueda apropiar del nuevo conocimiento, el cual de forma autónoma aún no alcanza (zona de desarrollo próximo).

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente,  las fases de una unidad didáctica del proyecto serían las siguientes:

Fase Preliminar: Motivación.
Objetivos: Presentar el tema y los objetivos a lograr (ser capaz de…).  Negociación con los alumnos de aspectos a tratar (mayor implicación). Activar los conocimientos del alumnado. Crear expectativas e interés hacia el tema.

 Técnicas: Arrancar de una historia, poesía, narración,… relacionada con el tema. Debate en gran grupo de aspectos de interés: lista de temas. Uso de una noticia de periódico, artículo, anuncio publicitario… para análisis en grupo.

Fase Identificación de Ideas Previas.
Objetivos: Explorar las ideas previas de los alumnos. Toma de conciencia por parte de los alumnos de sus conocimientos. Poner en juego los recursos con los que va contar el alumno para hacer frente a la situación de aprendizaje (básico en la construcción del nuevo conocimiento).
Técnicas: Torbellino de ideas en gran grupo. Se detectan tópicos y errores cotidianos.

Fase de Clasificación de tareas.

Objetivos: Sobre lo que sabemos, realizar una lista de las cosas que queremos saber sobre el tema elegido. Seleccionar las cuestiones más importantes y adjudicarlas para el trabajo de investigación que realizarán los alumnos.

Fase Trabajo de Investigación.

 Objetivos: Elaborar  esquemas y resúmenes a partir de las preguntas asignadas, y , ayudados por sus famílias. El profesor/a debe proporcionar una estructura al conocimiento para que los alumnos no se pierda.

Presentar y poner  en común  los trabajos realizados.

Fase Revisión de aprendizajes: Metaevaluación.

Objetivos:Comprobar los objetivos alcanzados. Si hemos respondido a las preguntas que nos habíamos realizado.
Afianzar los aprendizajes. Reforzar y sintetizar.
Motivar y responsabilizar a los alumnos de su proceso de aprendizaje. Revisar el proceso de enseñanza-aprendizaje, para mejorarlo si fuera preciso.

Todo este proceso educativo requiere de una cuidada planificación y diseño, además, si el profesor no sabe cómo reconducir el proceso educativo, se corre el riesgo de que cambie de metodología ante las primeras dificultades en la práctica educativa. Las estrategias de trabajo cooperativo facilitan que el profesor adopte un papel de guía, en el que la labor de apoyo al alumno debe ser fundamental para que este logre avanzar en el proceso de enseñanza y aprendizaje sin obstáculos insalvables.

Una vez programados estos puntos fundamentales del proceso de trabajo por proyectos, el resto de la programación se puede considerar una programación clásica en la que no falten los objetivos específicos, los contenidos procedimentales, conceptuales y actitudinales, las actividades de aprendizaje, de refuerzo, de ampliación, y una evaluación tanto del proceso de aprendizaje de los alumnos atendiendo a la diversidad educativa, como del proceso de enseñanza para introducir las mejoras que fueran necesarias para optimizar el rendimiento de nuestros alumnos.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp