Cómo trabajar las habilidades sociales en el aula

El aprendizaje de las habilidades sociales siempre ha formado parte de lo que se denomina currículum oculto, es decir, aquello que forma parte del proceso de enseñanza/aprendizaje, pero que no aparece explicitado en los objetivos, contenidos, metodología, etc.

Sin embargo, resulta necesario resaltar el importante papel que desempeña la escuela en la socialización de los niños y niñas. Es por ello, que muchos autores han señalado que la enseñanza de las habilidades sociales es responsabilidad de la escuela, pero teniendo en cuenta la implicación de la familia, pues esta es el grupo primario de socialización del niño.

Por todo ello, el currículum se presenta como el marco idóneo para incluir las habilidades sociales como contenidos de aprendizaje.

Los objetivos de la escuela como institución socializadora deben encaminarse a convertir al niño en un individuo crítico y capaz de relacionarse con los demás cooperando con ellos. La escuela debe contribuir, tanto a desarrollar la inteligencia de los niños, como al desarrollo de su madurez social. Por ello, la escuela de Educación Infantil debe ser una escuela socializadora.

Existen multitud de técnicas para desarrollar las habilidades sociales, sin embargo no todas se adaptan a las características infantiles, las que mejor lo hacen son las que presentamos a continuación:

Aprendizaje Cooperativo.  El aprendizaje cooperativo es el uso instructivo de grupos pequeños para que los niños trabajen juntos y aprovechen al máximo el aprendizaje propio y el que se produce en la interacción.  Para que el aprendizaje cooperativo se realice de manera adecuada el maestro debe de tener en cuenta una serie de pautas importantes para su organización y desarrollo. Son las siguientes:

  1. Especificar los objetivos del tema que se va a trabajar.
  2. Establecer la forma en que se organizarán los grupos. Generalmente, la actividad
    se organiza en pequeños grupos, de entre 2 y 6 alumnos, favoreciendo así la participación de todos los miembros.
  3. Explicar con claridad el aprendizaje que pretende conseguir y la tarea asignada a cada miembro del grupo.
  4. Hacer un seguimiento de la efectividad de los grupos de aprendizaje cooperativo, interviniendo siempre que sea necesario.
  5. Evaluar los logros de los estudiantes y el resultado obtenido. Para este tipo de trabajo es muy importante organizar adecuadamente el espacio y los materiales del aula.

Respecto al espacio podemos decir que la organización espacial más adecuada sería la disposición en círculo, donde todos los componentes pueden interactuar cómodamente.

Existen una gran variedad de materiales que pueden ser necesarios para el desarrollo de estas actividades cooperativas. Entre los más adecuados señalamos:

  • Material diverso del aula: juguetes, papel, lápices, pegamento, papel de diverso tipo, plastilina, cartulina, cuentos, libros de texto, etc.
  • Materiales Audiovisuales: diapositivas, fotografías, revistas, casetes, CD, DVD, películas, vídeos, programas de televisión, etc.
  • Materiales Tecnológicos: programas informáticos, páginas web, webquest, cazas de tesoros, etc.

Las técnicas de Aprendizaje Cooperativo más importantes son las siguientes:

  1. Técnica del Rompecabezas. También llamada técnica del puzzle. En ella, se forman grupos de 5 ó 6 alumnos, que trabajarán sobre un material dividido en tantas partes como miembros del grupo. Cada alumno debe procesar individualmente primero la información para después explicarla al resto del grupo.
  2. Torneos de Equipos de Aprendizaje. Se conforman grupos de 4 ó 5 alumnos. En un primer momento, el maestro explica los contenidos, después, los equipos trabajan el material y por último, los equipos deben demostrar lo aprendido en un torneo.
  3. Equipos de Aprendizaje por Divisiones. Se establecen grupos de 4 ó 5 alumnos. El maestro explica a toda la clase el trabajo a realizar. Los alumnos trabajan en equipo durante diferentes sesiones y al final se evalúa el aprendizaje de forma individual mediante pruebas sencillas.
  4. Grupos de Investigación. Esta técnica es la que mejor se adapta a la filosofía del aprendizaje cooperativo. Esta técnica se lleva a cabo siguiendo los siguientes pasos:

a. Los alumnos eligen subtemas concretos a partir de un tema general, que normalmente es sugerido por el maestro. Los equipos entonces se subdividen en pequeños grupos.

b. Los alumnos y el maestro planifican las metas concretas que se proponen y los procedimientos para aprender los temas seleccionados.

c. Desarrollo del plan. Los alumnos desarrollan el plan elaborado buscando y analizando información. El maestro sigue el progreso de cada grupo y presta la ayuda necesaria.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp