CUÁLES SON LAS DIFICULTADES DE APRENDIZAJE MÁS COMUNES EN LA ETAPA INFANTIL Y CÓMO PODEMOS AFRONTARLAS DESDE LA ESCUELA

En los primeros años, hay niños y niñas que sufren algún retraso evolutivo, que, sin ser muy significativo, puede indicar la presencia de dificultades de aprendizaje. Estos niños presentan cocientes de desarrollo y cocientes intelectuales que se sitúan dentro de la normalidad, aunque se aprecian desviaciones discretas en procesos cognitivos básicos y en el lenguaje.

Las dificultades de aprendizaje en la primera infancia ocasionará en el niño retrasos escolares que se manifestarán ya en la etapa infantil y afectarán al rendimiento académico posterior. Además, hemos de tener en cuenta que normalmente a  los problemas asociados al fracaso escolar se suelen añadir otros relacionados con el autoconcepto, la autoestima, los problemas emocionales, los de comportamiento y los  de adaptación. Por lo tanto, con la detección y tratamiento de las dificultades de aprendizaje se ayuda a los niños y niñas a construir circuitos neuronales y a mejorar sus capacidades en una fase del desarrollo en la que la neuroplasticidad se ha de aprovechar al máximo.

Reeducar algo que no fue bien aprendido en su momento resulta más complicado y costoso, por lo que las acciones educativas y pedagógicas llevadas a cabo tempranamente son trascendentales para el desarrollo de todo el potencial de aprendizaje que tienen los niños y niñas.

Cuando los docentes detectamos algún alumno que presenta algún posible problema de aprendizaje, hemos de estar pendientes de algunos de los síntomas más frecuentes que se dan en estos casos. Estos síntomas suelen darse mayoritariamente en los aspectos de la conducta y el aprendizaje en general, y son los siguientes:
– Actividad motriz: hiperactividad o hipoactividad, torpeza motora, dificultad en la coordinación…,
– Atención: bajo umbral de concentración, dispersión,…
– Área matemática: problemas en seriaciones, inversión de cifras, reiterados errores en el cálculo,…
– Área verbal: problemas en la codificación/ decodificación simbólica, irregularidades lectoescritoras, disgrafías,…
– Emotividad: desajustes emocionales leves, escasa autoafirmación personal,…
– Memoria: dificultades de fijación, olvidos según curva atípica,…
– Percepción: inadecuada reproducción de formas geométricas, confusión figurafondo, inversiones de letras, rotaciones,…
– Sociabilidad: inhibición participativa, escasa habilidad social, agresividad…

Ante estos casos, los docentes hemos de remitirnos a los pedagogos o psicólogos especialistas, que tras unas pruebas confirmarán el posible diagnóstico.

Entre las causas que pueden provocar estas dificultades y que se pueden presentar de modo aislado o combinado encontramos las siguientes:
• La fisiológica, que pone especial énfasis en la disfunción cerebral mínima, ligada a determinadas “localizaciones cerebrales”. Así, una disfunción del hemisferio cerebral izquierdo, que es normalmente la sede del lenguaje, podría explicar ciertas dificultades para el aprendizaje verbal, o una disfunción del hemisferio derecho podría ser la causa de dificultad en determinados aprendizajes de tipo grafomotor. Otro factor estudiado, que podría explicar determinadas dificultades, es el de la dominancia lateral, constatándose que los diestros o siniestros puros suelen tener menos dificultades de aprendizaje que aquellos con lateralidad cruzada.
• La explicación psicológica tiende a interpretar que los trastornos emocionales que pudieran estar asociados a dificultades de aprendizaje serían la consecuencia de tales dificultades y no su causa, poniéndose el acento en los factores cognitivos, estilos y estrategias de aprendizaje, niveles madurativos de desarrollo y procesos interactivos.
• Desde la óptica sociológica se hace hincapié fundamentalmente en los aspectos familiares (déficits de estimulación temprana tanto en lo sensorial y psicomotor cuanto en lo cognitivo y verbal, mal aprovechamiento de los llamados períodos críticos de maduración,…) y escolares (dispedagogías, despersonalización de la enseñanza, inadecuación de los métodos y materiales educativos, deficiencias curriculares, organizativas,…).

El tratamiento de las Dificultades de Aprendizaje se ha de realizar desde una perspectiva interdisciplinar tanto en el diagnóstico como en la terapéutica. Los programas de intervención sobre las Dificultades de Aprendizaje se llevarán a cabo incidiendo en cuatro ámbitos:

– Médico: con el fin de garantizar la salud de los pequeños, controlar su nutrición y minimizar el impacto de posibles enfermedades y derivar a los niños susceptibles de Dificultades de Aprendizaje.
– Social: para mejorar aquellas situaciones en las que las condiciones de crianza no sean las adecuadas.
– Educativo: implementando recursos y programas individualizados para dar respuesta a las necesidades educativas que puedan presentar estos alumnos.

La prevención de las dificultades en el aprendizaje es muy importante, y  pasa necesariamente por la mejora cualitativa de la educación temprana, iniciada ésta desde el comienzo mismo de la vida y sustentada en las leyes y principios que rigen el desarrollo biológico, psicológico y social; por la mejora del sistema educativo (currículos, metodologías, formación psicopedagógica de los profesores, etc.); por una mayor formación y compromiso educativo de los padres, y por una generalizada preocupación social por la educación y el ambiente ofrecidos a los niños y jóvenes.

Teniendo en cuenta la importancia de esta función preventiva que mayoritariamente se realiza en el ámbito escolar, los docentes debemos tener en cuenta una serie de actuaciones en el aula para poner en práctica de manera rápida en cuanto detectemos un posible caso de  alumno con dificultades de aprendizaje en su aula.  Estas actuaciones, que además están basadas en un criterio psicológico profesional, son las siguientes:
– Partir de un diagnóstico correctamente formulado por el profesional competente. Revisar los archivos de evaluación del alumno para identificar las áreas específicas en las cuales tiene dificultad. Hablar con especialistas en la escuela (por ejemplo, maestros de educación especial) sobre métodos para enseñar a este alumno.
– Elaborar un programa de refuerzo comprensivo y adaptado al tipo de dificultades realmente existentes.
– Seleccionar actividades significativamente productivas en función del nivel de maduración del sujeto y de su propio estilo de aprendizaje.
– Proporcionar al alumno más tiempo para completar el trabajo escolar.
– Controlar de modo permanente la evolución de los aprendizajes.
– Administrar con la máxima profusión refuerzos positivos.
– Combinar metodologías lúdico-activas variadas.
– Evitar tanto el rechazo como la sobreprotección.
– Averiguar cuáles son las potencialidades e intereses del alumno y concentrarse en ellas.
– Enseñar destrezas para la organización, destrezas de estudio, y estrategias para el aprendizaje. Estas ayudan a todos los alumnos, y en particular a aquellos con problemas del aprendizaje.
– Trabajar con los padres del alumno para crear un plan educacional especial para cumplir con las necesidades del alumno. Por medio de la comunicación regular con ellos, pueden intercambiar información sobre el progreso del alumno en la escuela, hecho que siempre es beneficioso para el niño.

Como conclusión podemos afirmar que las primeras etapas evolutivas han de considerarse como un período esencial y crítico para la adquisición y el desarrollo de destrezas y de conocimientos. Cualquier desviación o dificultad durante la etapa infantil puede suponer que a posteriori se vayan acumulando desfases que harán inevitables las dificultades en las habilidades académicas. Por lo tanto, una actuación temprana y adecuada, pone solución a muchos de los problemas posteriores que puedan presentarse a lo largo de la vida escolar del alumno.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

7 COMENTARIOS

  • evarista lomas guzman dice:

    es my interesante su articlo.

  • evarista lomas guzman dice:

    ES MUY INTERESANTE S ARTICULO, DE HECHO EN MI PRACTICA PROFESIONAL HE CONSTATADO ESTO.

  • YULEXY FERNANDEZ dice:

    EXCELENTE LA INFORMACIÓN UN VALIOSO APORTE PARA LOS DOCENTES DE AULA, QUE CADA AÑO ESCOLAR TENEMOS ALUMNOS QUE PRESENTAN DIFICULTADES DE APRENDIZAJES. ATTE LICENCIADA YULEXY FERNANDEZ

  • JAIME DE LA HOYA dice:

    Muy interesante el artículo y además útil. Ojalá pudiera sugerirme o bien compartirme algunos instrumentos o herramientas para detectar los problemas de muchos alumnos adolescentes que aparentemente son alumnos sin dificultades de aprendizaje.

  • Juani dice:

    Hola, me parecen muy interesantes los artículos educativos que realizáis, me gustaría compartirlos en el blog de mi clase, si es posible.

    Una duda; el llamar siniestros a los zurdos no es una forma un poco negativa? saludos.

    • Actividades infantil dice:

      Hola Juani. Caray que página más chula tienes!!. Me encantó ver a tus peques investigando “las letras por el microscopio”, seguro así las identifican sin problemas, jejeje. Fuera bromas, me ha gustado mucho las cosas que veo que haces con los peques y cómo enfocas el proceso de enseñanza. Es estupendo que des prioridad al descubrimiento, a la creatividad. Eso es genial, de verdad!!
      Claro que puedes compartir lo que quieras, para eso está, lo que sí te pediría es que por favor pusieras el link de origen. Yo te pido lo mismo, he visto cosas interesantes y me gustaría compartir en mi página poniendo el enlace a la tuya por supuesto.
      Lo de siniestros… suena realmente siniestro!! 😉 Hombre, yo creo que pudiendo llamarlos zurdos… La verdad es que cuando se trata de niños y familias, hemos de tener mucho cuidado con el lenguaje empleado para decir las cosas como son pero intentando no utilizar palabras que pueden tener connotaciones negativas o despectivas (no lo digo por lo de siniestros), para que no haya malos entendidos. Así que yo me decantaría por zurdos sin dudarlo.
      Un abrazo Juani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp