El uso de los cuentos en el aula

El cuento es uno de los recursos más poderosos para atraer la atención de los alumnos, y para ayudarlos en su aprendizaje.  Al presentar el material de un cuento, podemos observar como los niños abren sus ojos, sus oídos , como su estado de ánimo se pone a flor de piel, como se comprometen con esta herramienta, es decir, como se ponen  a disposición del universo del cuento. Por eso, a menudo, al explicarlos, aparece la expresión: ¡Otra vez!, o, también, cuando, conociendo la secuencia del cuento, se hacen algunas modificaciones al narrarlos, aparece en los pequeños una expresión de sorpresa, o incluso fastidio, por que le cambiamos “su cuento”.

 Trabajar en el aula de logopedia, utilizando el recurso del cuento, nos ofrece un amplio abanico de posibilidades. Podemos trabajar diferentes aspectos del desarrollo del niño, como por ejemplo:

–  Aspecto comunicativo: el cuento genera comunicación, en el amplio sentido de la palabra: destreza en el uso de las palabras, curiosidad, control balanceado del cuerpo, abordaje de la rítmica, producción y reconocimiento de sonidos y ruidos, habilidades a la hora de interpretar, inventar, leer, etc.

–  Aspecto emotivo:  con el cuento se trabajan las emociones. Contar un cuento no sólo significa leerlo,  hay que sonreir,  poner caras de asombro, subrayar con énfasis determinadas preguntas, elaborar frases donde  se desprenda suspenso y misterio, entablar una relación de complicidad con los personajes, improvisar con cosas que tengamos a nuestro alcance. En resumen, hacer participar a los niños, que se lancen a hacer sus propios comentarios, y conjeturas y a que se expresen.

Es importante que utilicen los personajes para que expresen sus deseos, se identifiquen y proyecten, cosa que los libera de angustias y tensiones. Progresivamente van experimentando  sentimientos   y valores universales, tan importantes para la educación de la vida.

Los cuentos les dan a los niños un marco de seguridad, confianza, y, autoestima.

Es importante que en los cuentos se equilibren las fuerzas opuestas, y que genere un aprendizaje. La intensidad de cada episodio debe compensarse, para que el niño pueda ver la evolución de los personajes, la fortuna de las conductas positivas, la posibilidad de estructurar cambios, etc.

El desenlace deberá ser agradable y deberá provocar una reflexión constructiva. Blancanieves, La bella durmiente, Los tres cerditos, etc, serian ejemplos de esto.

Pasos a tener en cuenta en la narración de un cuento.

Se recomienda establecer una dinámica, que tenga un objetivo y unos procedimientos claros. Y no hay que olvidar la edad de los niños a los que va dirigido, así como sus intereses y demandas.

  1. – En primer lugar, hay que crear un marco referencial.  Situar a los personajes, darles una situación.
  2. – En segundo lugar hemos de dar vida a los personajes, identificándolos y explicando que es lo que les está ocurriendo.
  3. – Y finalmente, hay que formular un desenlace, cerrando el cuento.

Elección de los cuentos según la edad de los niños.

–   En los dos primeros años de vida, se debe usar un formato resistente, de cartón duro, plástico, tela, etc, a partir de ilustraciones , imágenes o fotografías simples, muy fáciles de identificar y atractivas. Es recomendable evitar las caricaturas y las películas de dibujos animados.

El tamaño del formato ha de ser grande, y a ser posible, que ofrezca posibilidades de utilización en diversos espacios: después de la comida, mientras juega en el cuarto de baño, al ir a dormir, al dar un paseo en el parque, etc.

–  A partir de los tres años, la pregunta estrella es  ¿Por qué?. Los niños comienzan a preguntarse cosas. Las acciones son lineales, así como los atributos de los personajes.

Los episodios que se les presenten, deberán ser de la vida más próxima a ellos, de su vida cotidiana: cocinar, lavar ropa, ir a comprar,  arreglar cosas que se hayan roto, etc.

Los animales se humanizan, y su intervención les fascina. Generalmente, suelen imitar la voz de los personajes en cada secuencia, cosa que los acerca más aún a la narración. Suelen acompañarse con onomatopeyas.

Los cuentos deben estar a su alcance, en un lugar escogido para tal fin, con el objetivo de que puedan ir a mirarlos cuando quieran.

–   A partir de los cinco años, se afianzan los personajes fantásticos, en un marco de castillos, bosques encantados, fondos marinos, etc. Se estimula la estructura de episodios repetidos, lo que le da facilidad para seguir el argumento, sin perderse, encadenando la secuencia de la historia. La trama y las características de los personajes  adquieren un valor relevante.

  Sobre los seis años aproximadamente, aparece la figura del héroe y de la heroína, y, comienzan a introducirse en la trama a personajes secundarios. La aventura, la emoción, los valores, el humanismo, arrebatan su entusiasmo. En estas edades tienen mucho éxito, las leyendas, las fábulas de animales, los cuentos fantásticos, los cuentos folkloricos, etc.

–   A partir de los ocho años se interesan por la trama, se sienten parte activa de la historia, no pierden detalle de ella, y se mimetizan con los personajes. Suelen interesarse por cuentos o historias de carácter personal, histórico, preguntando a menudo que hay de cierto en ella.

Pueden modificar finales, dándoles su propio matiz transformando a los personajes: por ejemplo, pueden convertir a un villano en héroe, hacer de un personaje egoísta uno muy bondadoso, de uno serio hacerlo divertido, etc.

Algunas sugerencias prácticas a la hora de usar el cuento como recurso educativo.

  • Utilizar el dibujo para crear un cuento. Seleccionar tres o cuatro dibujos, encadenarlos, buscando elementos en común, y atreverse a montar una historia con ellos.
  • Usar un  juego de parejas/desparejas: el perro  y el gato, el alumno y la maestra,  el chófer y el pasajero, el comprador y el vendedor, etc.  Una vez elegidos los personajes, hay que definirlos, ponerles ropas, gustos, preferencias, etc.
  • Montarles un lugar de encuentro, acumular un par de acciones, y, ya tenemos un cuento.
  • Con el mismo criterio, utilizar el juego de las desparejas, por ejemplo, entre cosas que no tengan afinidades: un tren y una manzana, un árbol y una playa, una niña y un rascacielos, etc.  Dándoles vida ya tenemos otros cuentos.
  • Si yo fuera… / si tu fueras….  Es un juego que potencia la creatividad y la imaginación, y da para inventar episodios muy divertidos y fantásticos.
  • El retrato. Si recortamos de revistas , periódicos, o distintas publicaciones fragmentos de un rostro, y los unimos, tendremos un nuevo personaje con el que protagonizar una estupenda historia.
  • Palabras encadenadas.  Utilizando un recipiente que puede por ejemplo una caja de zapatos, lo convertimos en un cofre que guarda un tesoro de valor incalculable. En el depositamos palabras variadas, las primeras que se nos vengan a la cabeza, y las vamos sacando una por una intentando hilar una fantástica historia. Seguro que obtenemos un estupendo cuento.

 Los cuentos permiten a los niños utilizar la imaginación. Esta funciona como cimiento del pensamiento y del lenguaje, y reacciona estimulando la creatividad, proyectándolos en el futuro y dando la posibilidad de revivir el pasado.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

4 COMENTARIOS

  • Fabiana dice:

    Me gustaría recibir todo tipo de proyectos y actividades. Soy maestra de nivel primario. Gracias

    • Actividades Infantil dice:

      Hola, Fabiana. Para recibir todo nuestro material puedes suscribirte totalmente gratis a la página. En la web tienes las indicaciones. MIl gracias. Un saludo.

  • Adriana dice:

    Los felicito por la nota aquí sugerida. Esto mismo tal cual, lo trabajaba con mis alumnos de primero, segundo , tercero y cuarto básico en un taller de filosofía para Niño . Es espectacular su resultado ; los niños y niñas aprenden a leer en voz alta y en absoluto silencio y sentirse escuchado y respetado , luego levantan su mano quien quiere opinar sobre el texto leído. Cada uno tiene su propia opinión . Pierden el temor a hablar ante sus compañeros y compañeras de pequeño . El respeto tiene que ser trabajado previamente 🤔🤫

    • Actividades Infantil dice:

      Muchas gracias por tus palabras y por tu aportación, Adriana. Realmente y como bien dices, el resultado del uso de los cuentos con los peques es espectacular y les proporciona muchos beneficios para su desarrollo personal.
      Un abrazo. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp