Un espacio para vivir el arte en la escuela

El arte es un idioma, es el lenguaje del pensamiento, una de las maneras que tiene el ser humano  de transmitir lo que nos pasa. Y, los peques lo convierten en un proceso con el que el expresan  sus vivencias anteriores  y logran formar un todo con nuevos significados.

Un dibujo infantil nos proporciona mucha más información de la que los peques son capaces de expresar. Por lo tanto, dar un papel relevante a la educación artística es de gran importancia para el desarrollo de los peques.

Con su “arte”, los peques, nos dan una parte de sí mismos, nos dicen cómo piensan, cómo sienten y, cómo ven el mundo que los rodea. Seguramente habéis escuchado alguna vez: “Con ojos de niño” y, en realidad, es así. Los peques lo ven todo de forma diferente. A medida que crecen, su visión y su representación del mundo cambian. Al pintar, cada niño “pone el cuerpo”.
Desde la vivencia y la reflexión, batallan contra sus prejuicios, se animan a más. Se produce un encuentro consigo mismo que les ayuda a acrecentar la confianza y autoestima y les permite canalizar sentimientos y emociones.

El resultado final, la obra terminada, está subordinada a su proceso creador: sus pensamientos, sus sentimientos, en definitiva, sus reacciones frente al entorno.

Enseñar a vivir el arte en la escuela es alfabetizar estéticamente, ya que solamente a través de los sentidos puede tener lugar el aprendizaje.
El arte otorga a los peques el poder de expresarse, favoreciendo su flexibilidad y capacidad de adaptación a situaciones nuevas, instaurando y representando un nuevo orden del mundo que lo rodea.

Propuesta para “Vivir el Arte” en el Jardín de Infantes

Os sugerimos realizar esta actividad con peques de entre 4 y 5 años. Los grupos de no más de 15 integrantes, para poder atender individualmente a los peques.

Para realizar esta propuesta necesitaremos:

  • caballetes pequeños, de no más de 80 cm de altura que podrán hacerse en madera,
  • hoja grandes,
  • cinta para sujetar la hoja a los caballetes,
  •  paletas hechas de cartón,
  • tapones de botellas,
  • pinceles y,
  • témperas de varios colores.

Motivaremos a los peques a “lanzarse” a la aventura de “hablar” utilizando los colores. Con sus paletas y sus pinceles, cada uno buscará un lugar que le agrade, y realizará “su propio cuadro” con la técnica que el mismo escoja.

Para hacer aún más auténtica la jornada, podéis poner música clásica de fondo, “ La Primavera” de Vivaldi, puede resultar perfecta para la ocasión.

Cada uno de los niños determinará el tiempo que dure la actividad para él.

Finalmente, y una vez las “obras” están secas, se realizará una exposición, y cada artista explicará, en el rincón de la asamblea, al resto del grupo el significado de su producción artística.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

actividades infantil

 

¡Asómate a mi cole!

¿Tienes un proyecto educativo interesante? Estamos buscando colegios y/o docentes que realicen experiencias educativas innovadoras. Queremos contar vuestra historia para que la conozca mucha gente. ¿Nos la explicáis? Escribidnos a info@actividadesinfantil.com y nos pondremos en contacto con vosotros.

actividades infantil

¡Únete a nuestra gran familia!

Actividades Infantil

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que la hayas disfrutado y que te haya sido de utilidad. Si tienes cualquier duda, sugerencia o propuesta no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte,

El equipo de Actividades Infantil

Contacto







Whatsapp